26 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carlos Herrera tritura a Sánchez recordando lo que no quiere oír de los debates

Mientras juega al gato y al ratón con los debates en TVE y Atresmedia distrayendo la atención sobre el verdaderamente importante, el locutor de COPE le baja a la cruda e incómoda realidad.

Los ciudadanos votantes están sorprendidos pero los periodistas y analistas políticos no dan crédito. Entre ellos Carlos Herrera, que este viernes va más allá en su columna de ABC para concluir que, salvo sorpresas inesperadas, solo dos de los candidatos que encabezan listas electorales pueden ser presidente del Gobierno: Pedro Sánchez o Pablo Casado. 

Por lo tanto, argumenta, "estoy con aquellos que consideran exigible un debate entre ambos candidatos, independientemente de otros que se puedan realizar, a cuatro, a cinco o a ochenta. Los ciudadanos tenemos derecho a confrontar programas e ideas de los dos posibles jefes del Ejecutivo, muy distintos el uno de otro". 

O lo que es lo mismo: "Tenemos el mismo derecho que invocaba Sánchez en pasadas elecciones cuando reclamaba debatir con Mariano Rajoy, cosa que hizo y aprovechó para llamarle indecente. Ahora, con la ventaja declarada por la mayoría de encuestas, el señorito ha decidido no arriesgar, no debatir, no mostrar sus flancos abiertos, que son muchos, ni poner en peligro el discurso multicambiante que exhibe en función de sus estrategias".

Echando mano de retranca intenta buscar una explicación aplicando la "despiporrante teoría de Carmen Calvo: el Sánchez que reclamaba debates era un candidato anterior y el que los niega ahora es un presidente de Gobierno, y, por lo visto, no son la misma persona".

 

Eso sí, el periodista también aprovecha para dejar caer que la JEC no es nadie para "decirle a una empresa privada a quién puede invitar o no a un programa suyo" y se pregunta en voz alta: "¿Quiere decir eso que mañana puede llamar a COPE e impedir que entreviste a Abascal por el hecho de no tener representación parlamentaria?".

Y ya que estaba concluye recordando que "esta JEC es la misma que en un anterior debate sí permitió la presencia de Podemos a pesar de no estar en el Parlamento, utilizando el argumento de la "notoria relevancia política de la formación".

Sea como fuere, sentencia, "España precisa de un articulado reglamento que obligue a los candidatos a debatir entre ellos y, especialmente, a los dos posibles presidentes a mostrarnos sus ideas de forma confrontada" porque "lo contrario es dejar las cosas en manos de caprichosos jefes de campaña.

Comenta esta noticia
Update CMP