À Punt de saber lo que vale anunciarse en la radiotelevisión pública valenciana

Empar Marco sabe perfectamente que no puede competir con el resto de teles y radios sin datos auditados y que su proyecto es imposible sin apoyarse en la venta publicitaria

Dime cuál es tu audiencia y te diré lo que vale tu espacio televisivo. Esta es la máxima de la planificación publicitaria. Comprar un espacio sin datos de consumo es como jugar a la ruleta, no sabes qué número -en este caso contenido- multiplicará tu dinero invertido.
Empar Marco sabe perfectamente que no puede competir con el resto de teles y radios sin datos auditados y que con el presupuesto que tiene en estos momentos, es imposible sacar adelante su proyecto sin apoyarse en la venta publicitaria. Así que parece que, dentro de muy poco, vamos a verle la etiqueta a los programas.
Tal y como adelantaba El Mundo este fin de semana, parece que a la directora de À Punt, los audímetros le merecen la misma confianza que a los bancos, los cromos del Coyote, así que combinará el método tradicional con uno más moderno, pero igual de poco fiable: las encuestas.
¿Sabéis cuántas personas dicen que no ven la tele y sin embargo la consumen durante horas, cada día? ¿Y las que dicen ver La 2 únicamente y no saben decir el nombre de un solo programa que no sea el de los míticos documentales que programan a la hora de la siesta? De la radio ni hablamos.
El deseo de pertenencia existe en el consumo cultural. Yo no conozco a nadie que vea Sálvame y tiene una audiencia, según las mediciones oficiales, de un millón y medio de personas cada tarde. Si su audiencia se midiera mediante encuesta, seguramente mañana lo desprogramaban y nos indemnizaban por todos estos años de sufrimiento como telespectadores de Telecinco.
À Punt de saber lo que vale anunciarse en la radiotelevisión pública valenciana me la juego a vaticinar unos resultados paupérrimos en audímetros y un interés cultural altísimo por parte de todos los telespectadores, que serán muchos más en el grupo de los encuestados. Ojalá me equivoque y lo pete.
En otoño lo sabremos, pero hasta entonces, yo voy a seguir con mi pequeña encuesta personal de una única pregunta: ¿Ya has sintonizado À Punt en tu casa? La muestra todavía es muy pequeña pero como creo que tener una tele pública es justo y necesario, voy a pensar que el sesgo de mi encuesta es el consumo de la radiotelevisión a la carta, o sea, por internet.

Comenta esta noticia
Update CMP