30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La chulería de Castro en la misma cara de Obama rompe el clima de armonía

El clima de cordialidad con el que se estaba desarrollando la histórica visita de un presidente de EEUU a suelo cubano por primera vez en 90 años se rompió en mil pedazos.



Si la foto de este domingo pisando suelo cubano ya fue histórica no menos lo fue la de este lunes cuando el presidente cubano, Raúl Castro, recibió a su homólogo estadounidense, Barack Obama, en uno de los episodios centrales de la histórica visita oficial del mandatario norteamericano a la isla caribeña tras más de medio siglo de enfrentamiento.

Tras su reunión el presidente de Estados Unidos anunció que ha acordado con su homólogo cubano iniciar este año en La Habana un diálogo sobre Derechos Humanos para "discutir de manera directa" las "diferencias" entre ambos países y poder "seguir avanzando" en la normalización de las relaciones bilaterales.

Claro que a pesar de estos esperanzadores anuncios en materia de derechos humanos si hubo un momento tenso en la rueda de prensa que ofrecieron conjuntamente ambos mandatarios ese fue el que se produjo cuando tras una incómoda pregunta sobre los presos políticos Castro negó su existencia en la misma cara de Obama y desafió al periodista que le hizo la pregunta instándole a darle la lista para liberarlos a todos ellos "antes de que llegue la noche". 

Castro y Obama comparecierion al término del encuentro mantenido en La Habana y, en el turno de preguntas, como no podía ser de otra forma los mandatarios fueron preguntados en varias ocasiones por la situación de los Derechos Humanos en la isla, el cabo suelto que pone la nota negativa a este acercamiento entre ambos países. 

Ahí el clima de cordialidad que ha marcado la visita de Obama a Cuba desde el comienzo se rompió cuando un periodista preguntó abiertamente al presidente cubano por la existencia de presos políticos, a lo que Castro respondió de forma contundente y airada: "¿Qué presos políticos?". "Dame la lista ahora mismo para soltarlos", instó. "Si hay presos políticos, antes de que llegue la noche estarán sueltos".

 

Posteriormente matizó "no es correcto" preguntar por los "presos políticos" y defendió también el respeto de libertades y derechos en la isla. "¿Cuántos países cumplen los 61 derechos humanos y civiles?", planteó, para acto seguido contestar que "ninguno". Cuba, explicó, "cumple 47". "Habrá otros que cumplan más y muchos que cumplan menos", añadió, en un alegato en el que llamó a "no politizar el tema de los Derechos Humanos". En este sentido, expuso el acceso a la sanidad o a la educación y la igualdad salarial entre hombres y mujeres como ejemplo del progreso cubano

Aparte de este tenso momento la comparecencia estuvo salpicada de anécdotas, desde el "buenas tardes" en español con el que Obama inició su mensaje al malestar final de Castro por las preguntas referentes de los Derechos Humanos. De hecho, cortó la parte final apelando a cuestiones de agenda. "Si me quedo me hacen 500 preguntas. Yo dije que iba a contestar una pregunta y voy a contestar una y media", dijo, después de que Obama le exhortase expresamente a responder a una pregunta de una periodista estadounidense.

El presidente norteamericano también ha instado irónicamente a Castro a posicionarse a favor de Donald Trump o Hillary Clinton, los dos favoritos para luchar por la Casa Blanca en las elecciones de noviembre. "Todavía no puedo votar en Estados Unidos", dijo. 

Comenta esta noticia
Update CMP