El comercio de Benidorm lanza un SOS por la caída de un 50% de las ventas

El comercio tradicional de Benidorm se queja de las caídas en las ventas.

El comercio tradicional de Benidorm se queja de las caídas en las ventas.

Los comerciantes achacan el descenso a "la invasión de otro tipo de culturas" en la titularidad de las licencias de establecimientos y el perjuicio del "todo incluido" del sector hotelero.

En una carta, a la que Europa Press ha tenido acceso, el colectivo se dirige al alcalde para exponer la situación que vive el comercio de la ciudad y solicitar una reunión urgente para abordar los resultados de la campaña, analizar sus causas y buscar soluciones.

AICO pide convocar la mesa de trabajo que el Ayuntamiento creó con los comerciantes para consensuar la implantación del primer centro comercial de la ciudad y que sea en el marco de esa reunión donde se trate esta problemática.

El documento recoge siete puntos que preocupan al sector y a los que achacan los malos resultados de la campaña de verano. Por un lado, afirman que la promoción de la ciudad para la campaña estival "solo beneficia directamente al sector hotelero bajo el paquete vacacional del todo incluido" y denuncian "la invasión de otro tipo de culturas" en la titularidad de las licencias de establecimientos que "están degenerando la imagen comercial de la ciudad".

También reprueban la aparición de nuevos mercadillos y el aumento de eventos organizados por entidades festeras y empresariales que "diversifican la venta y no aportan valor añadido al comercio".

El comercio critican la "dependencia excesiva" del mercado británico y la ausencia de alternativas para compensar el descenso en el mismo

En cuanto a la gestión política, los comerciantes reprochan a la administración municipal su "falta de aplicación" de las ordenanzas municipales y autonómicas "para mantener, mejorar y combatir la competencia desleal y malas practicas comerciales". Asimismo, critican la "dependencia excesiva" del mercado británico y la ausencia de alternativas para compensar el descenso en el mismo.

Por último, los comerciantes dan la voz de alarma sobre la "moda de realquilar los espacios en los establecimientos comerciales y terrazas desarrollando otras actividades" y la falta de aparcamiento y accesibilidad, especialmente en centro y casco antiguo, para que los clientes realicen sus compras.

El presidente de AICO, Raúl Parra, ha precisado que las ventas "han remontado algo durante esta segunda quincena de agosto pero la situación sigue muy mal y creemos que la ciudad necesita reinventarse y trabajar en otras políticas de promoción, marcando objetivos a medio y largo plazo y buscando otro tipo de turismo que compense al británico que se esta desplazando a otros destinos".

Según Parra, la mesa de trabajo en la que Ayuntamiento y comerciantes abordará estas cuestiones se celebrará el próximo mes de septiembre.

Comenta esta noticia
Update CMP