18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Quim Torra desmiente que apoye la violencia apelando a su pinta de "blandengue"

"Pero mire qué pinta de blandengue tengo". El Pato Cojo accede al escrito de defensa de Torra para que el juez no le empure por su explosiva cercanía a los CDR.

 

 

Quim Torra ha presentado su escrito de respuesta al juez de la Audiencia Nacional, Manuel García Castellón, que le considera cómplice de los CDR, siete de cuyos miembros han sido detenidos por posibles delitos de terrorismo y connivencia con la Generalitat, Puigdemont, una hermana de Puigdemont y un chino muy parecido al luchador Bruce Lee.

En el mismo, al que ha accedido El Pato Cojo, el líder independentista se desmarca un poco de sus propias palabras iniciales, en las que negaba la existencia de violencia, y se limita a desmentir su participación en cualquier episodio agresivo, con unos argumentos sorprendentes. A continuación reproducimos en exclusiva el texto remitido al juzgado por el Molt Honorable.

 

"Querido juez represor:

 

Me he enterado de que la Guardia Civil franquista me relaciona con unos episodios de terrorismo y violencia que son absoluta y tajantemente falsos, al menos en lo referente a mí. No creo que los CDR hayan hecho nada tampoco, porque les conozco desde pequeñitos y no sabrían montar un explosivo sin instrucciones, y no existen instrucciones en catalán por la opresión de España y la negativa de Google a utilizar otra lengua que no sea del Imperio fascista.

Pero míreme a mí. ¿De verdad se cree que yo puedo hacer algo violento? Le confesaré que soy un blandengue desde pequeñito, que la única pelea que he protagonizado fue en una videconsola y perdí, y que cuando de niño mis padres me apuntaron a karate tuvieron que borrarme a los dos días porque pasaba miedo solo con que me saludaran.

No detesto la violencia, pero soy un blandengue. No me fugué a Waterloo porque sonaba batalla y yo en las guerras solo sirvo de rehén

En el cole me comí un montón de collejas y aún hoy en día me pongo muy nervioso si suena el teléfono y es Puigdemont, que es un líder carismático pero tiene muy malas pulgas. Me tiemblan las piernas cuando me pregunta que cuándo va a poder venir y no sé que decirle. Fíjese si soy blandito que no me fugué a Waterloo porque me sonaba a batalla, y yo en las guerras solo sirvo de rehén.

"Por muy fascistas que sean..."

Por muy fascistas que sean todos ustedes, tienen ojos y pueden ver lo que hay. Yo no pego ni sellos y dejé de ir a las Fallas de chiquitito porque el ruido de los petardos y los fuegos me daba literalmente colitis. ¿Cómo voy a fabricar yo un explosivo si no sé ni hacer un bocadillo de jamón con tomate. Porque además de blando, soy un manazas.

 

Mire la que he liado intentando montar una República independiente, que pensé que era como montar un mueble del váter de los de Ikea pero no. Que no es lo mío, que yo para las ñapas y las peleas soy un inútil. Si lo que quiere ese que saque a pasear esta boquita, ahí si me defiendo y puede desde hacer rimas con su apellido Castellón hasta encontrar diez sinónimos de rata para dirigirme a un español. Pero de violencia, nada de nada. Ya me gustaría. Pero mire la pinta que tengo.

 

Espero que su fascismo no le impida ver la realidad. Un saludo".

 

Comenta esta noticia
Update CMP