16 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El desmantelamiento de "El Mundo" inunda Internet de diarios de sus "ex"

David Jiménez.

David Jiménez.

Casimiro García Abadillo estrena digital este martes y David Jiménez lo hará en breve. Los "exiliados" del diario de Unidad Editorial están copando la red con sus proyectos por su cuenta.

Desde el año 2000 en la España mediática se observa un imparable diluvio de diarios digitales. Cuando apenas quedan horas para que sea botado el digital que han orquestado el exdirector de El Mundo, Casimiro García Abadillo, y la exadjunta al director del mismo medio, Victoria Prego, se anuncia que David Jiménez, también exdirector de El Mundo, va a montar su propio digital dedicado a la información internacional, su especialidad.

Si se consuma la operación el periódico de David Jiménez será el cuarto periódico digital que sale de las entrañas de El Mundo en apenas cuatro años. Sus hermanos mayores son El Español de Pedrojota Ramírez (director de El Mundo entre 1989-2014), OKDiario de Eduardo Inda (adjunto al director de El Mundo) y El Independiente, que así se llamará el periódico de Abadillo y Prego para rabia de Pablo Sebastián que poseía –al menos moralmente– el legado de esa cabecera.

De la plantilla de El Mundo vienen brotando digitales desde hace tiempo. El pionero en la práctica fue precisamente Sebastián, columnista estrella de El Mundo en el periodo 1993-1998. Tras romper con Pedrojota Ramírez abandonó Unidad Editorial y creó Estrella Digital. Asegura que entonces Ramírez le dijo que la prensa en Internet no tenía futuro (si su relato es cierto habría que unir los temas internauticos a la lista de asuntos en los que el veterano periodista riojano ha cambiado de opinión). Sebastián también acabaría abandonando Estrella Digital peleado con sus socios y crearía otro digital más: República.es.

Muchos otros periodistas de El Mundo han fundado o cofundado digitales. Su columnista Jiménez Losantos en 2000 fundó Libertad Digital aunque él nunca abandonó el barco de Unidad Editorial. Jesús Cacho cofundó en 2001 El Confidencial aunque no cogió su timón hasta poco antes de su defenestración en El Mundo cinco años después (al igual que Sebastián, Cacho también se peleó con sus socios en ElConfi en un conflicto que solucionó –adivinen– fundando su propio digital, Voz Populi). Por su parte Francisco Frechoso creó el digital de blogs Cuarto Poder después de su marcha de El Mundo tras su pleito con Ramírez a raíz de la huelga de 2002. Sin olvidarse de Alfonso Rojo, el que fuera mano derecha de Pedrojota, tras poner fin a su sidecar con él optó ubicarse al frente de Periodista Digital, que ya existía desde cuatro años atrás, para potenciarlo. Anson fichó como columnista en El Mundo en 2007 y un año después ya había engendrado su propio digital imparcial mientras Consuelo Álvarez de Toledo e Idoia Sota –que también fueron plantilla en El Mundo– creaban sus digitales Infolatam y Acuerdo.us respectivamente.

Resumiendo, que los periodistas de El Mundo fundan periódicos digitales como Santa Teresa conventos. Pero ¿Sólo ellos? De las cenizas del diario Público han surgido cual setas: tras su cierre como periódico de papel su editor Jaume Roures (perdón, Display Connectors, sociedad en la que Roures casualmente es accionista) se quedó en subasta con el diario digital Público.es que hoy conduce Pardo de Vera. Los trabajadores que perdieron aquella  subasta montaron –naturalmente- su propio digital, La Marea, con la misma ideología de izquierdas. Y paralelamente los dos principales exdirectores de Público creaban cada uno de ellos su propio diario digital izquierdista. Ignacio Escolar bautizaba ElDiario.es a su criatura mientras que Jesús Maraña optaba por ponerle InfoLibre al suyo. La costumbre también se da en la prensa catalana: A José Antich le tiraron de La Vanguardia no tardó en montar el digital El Nacional.

Otros digitales creados por ex tuvieron una vida más breve. Soitu (del ex director de Elmundo.es, Sindo Lafuente), Zoom News (del exdirector de Interviú, Agustín Valladolid) o TeInteresa (del exdirector del Marca, Alex Sopeña) murieron en medio del imparable regadío de Internet. Más sonora fue la caída del digital LibreDirecto por la que algún directivo de Telefónica aún se estará acordando de la familia de José María García.

A este ritmo todo exdirectivo de prensa escrita que se precie deberá tener su propio digital para no romper la costumbre (tomen nota los Marhuenda, Rubido o Caño). Lo llamativo es que, dado que la línea editorial de InfoLibre no difiere demasiado de la de ElDiario o la de Voz Populi de El Confidencial… ¿Qué provoca que sus líderes estén separados? ¿Que cada periodista prefiere ser líder de su propia mini tribu antes que construir un equipo mayor? ¿El estilo de los señores de la guerra del Japón feudal trasladado a Internet? ¿Habrá, pues algún Shogun que intente unir diarios en medio de tanto diluvio? Por pronto tres digitales se han asociado. ¿Anécdota o símbolo de una nueva era?

Comenta esta noticia
Update CMP