Puig anuncia una estación intermodal para Alicante a un mes de las elecciones

Paco Sanguino junto a Ximo Puig suben las escaleras de la estación del TRAM de Luceros.

Paco Sanguino junto a Ximo Puig suben las escaleras de la estación del TRAM de Luceros.

El president de la Generalitat y candidato socialista a la reelección, Ximo Puig, se ha comprometido a invertir 30 millones de euros, si gana las elecciones autonómicas del próximo 28 de abril, para la construcción de la estación Intermodal de Alicante para dar cabida en la actual estación de Renfe al TRAM d'Alacant.

Junto al candidato a la Alcaldía de la ciudad, Paco Sanguino, y en la estación subterránea de Luceros, última parada de la red del TRAM, Puig ha defendido que este mismo 2019 podría estar licitado el proyecto, que comenzaría su ejecución en 2020 y podría estar terminado como "máximo en 2023". "Hemos trabajado intensamente en mejorar algunos de los bucles que existían, como la Serra Grossa o la Vía Parque", ha indicado en atención a los medios.

Puig ha calificado la movilidad en la ciudad de "trascendente" y considera una "cuestión fundamental" dar una solución al entorno Luceros-Renfe-Adif. "Y eso es lo que va a estar presente en nuestro programa", ha dicho y lo ha justificado en que ahora se puede ejecutar. Así, ha detallado que existe un proyecto previo que se "actualizará" y que permitirá acceder desde el AVE a la red TRAM.

El 'president' ha mantenido que significará la conexión "definitiva" para todo el recorrido hacia las zonas turísticas y mejorará las frecuencias que "ahora es imposible mejorarlas".

Para el candidato socialista a la Generalitat es una inversión "razonable" que se imbrica en las propuestas socialistas "realizables, serias, rigurosas y sin ningún tipo de improvisación", porque se conocen las posibilidades del presupuesto y "cuáles son las prioridades".

Avant

Asimismo, ha dicho que el proyecto comprometido es "compatible" con la situación de Avant. Ese organismo, nacido para el desarrollo ferroviario de Alicante, ha generado una polémica entre el Gobierno central socialista y el Ayuntamiento 'popular', que se niega a firmar una addenda al convenio porque, a su juicio, supone restar inversiones.

En ese sentido, Ximo Puig ha mostrado su confianza en que esa posición municipal sea producto de un "momento de arrebato partidista", ya que a su modo de ver "no tiene ningún tipo de razonabilidad". El 'president' ha explicado que el acuerdo se firmó con el Gobierno de Mariano Rajoy para "taponar la deuda" y evitar llevar a Avant a la "ruina".

"La gobernabilidad no está en función del partidismo, debe estar por encima", ha mantenido y ha pedido a las instituciones " aceptar los acuerdos tomados en otros momentos".

Así ha dicho que el PSPV mantiene un compromiso con Alicante "día a día" y ha rechazado hacer "estridencias" o "arrebatos" y ha recordado al alcalde, Luis Barcala, que algunas de las propuestas estaban previstas en el Presupuesto General del Estado que "su partido, Ciudadanos y los independentistas tumbaron". Finalmente, ha negado que haya "discriminación" hacia Alicante y ha reclamado "cumplir" con los compromisos.

Comenta esta noticia
Update CMP