La noche de San Juan, la gran noche de la Valencia Marítima

Las energías mágicas de la noche de San Juan son aún más poderosas en la Valencia Marítima. Las playas de las Arenas, Cabañal y Malvarrosa dan acogida a miles de ciudadanos.

Quiero empezar felicitando a Emiliano Garcia que ha recibido el Premio a su trayectoria profesional en los galardones de la Hostelería Valenciana 2018 que se entregaron el 12 de junio en nuestro Canyamelar en el TEM. Emiliano es, desde hace ya 24 años, la cara visible de nuestra emblemática Casa Montaña, uno de los locales centenarios más populares de nuestra ciudad, sito en el Canyamelar en la calle dediacada al pintor José Benlliure. Además de aparecer en las mejores guías de todo el mundo, por Casa Montaña han pasado algunos de los personajes más conocidos del panorama nacional e internacional.


Emiliano ha conseguido llevar su local a los más altos estándares de calidad. Durante los últimos años, Casa Montaña, ha desarrollado con gran ilusión un plan de compromiso social, colaborando con diferentes entidades como la Fundación Eutherpe, la Fundación Aixec, Acción contra el Hambre o ASPANION, entre muchas otras.

En su compromiso con el sector hostelero y empresarial, Emiliano ha ejercido cargos de representación en diferentes entidades y patronales. Premiado por su contribución al mundo del vino por Cartelera Turia, Medalla de Oro al Mérito Hostelero por la Federación Española de Hostelería, Premio de Turismo por la Cámara de Comercio, Premio Alimentos de España a la difusión de la cultura del vino por el Ministerio de Medio Ambiente o premio NOVA al turismo por la Agencia Valencia de Turismo, son solo algunos de los reconocimientos que Emiliano ha obtenido en su larga trayectoria profesional. Además sabe dar paso a la juventud, y su hijo Alejandro lidera junto con él este genial establecimiento orgullo de la Valencia Marítima.

Por tanto, felicito al presidente de la FEHV a Manuel Espinar, que entre otras cosas dijo en su discurso inaugural: “es necesario que desde las políticas públicas se dote de herramientas y facilidades a las empresas que faciliten el desarrollo de la actividad y doten de seguridad jurídica a la hora de realizar inversiones. Asimismo, ha puesto en valor la nueva Ley de Turismo, Ocio y hospitalidad destacando la responsabilidad como empresarios de incorporar la hospitalidad como elemento diferencial de nuestra oferta. Ha reclamado también una mayor autoestima para la profesión hostelera que ha de nacer desde la propia sociedad y ha de contribuir a una mayor profesionalización en el sector”. Durante un tiempo compartí con su mujer Mari Carmen Morla muchas jornadas laborales en la Unidad de Gestión de las áreas 9 y 10 de atención primaria de la Conselleria de Sanitat. Mari Carmen era emprendedora y trabajadora, y defensora de la labor que hacemos los empleados públicos.

Repasemos que ha ocurrido en nuestros barrios en clave semansantera.En el Canyamelar, en la Hermandad del Santo Sepulcro tuvo lugar la tercera y última sesión de LES XARRAES DE EOS VICENTE BALLESTER - PARLEM DE LA NOSTRA FESTA organizadas por EOS, y que clausuró el
también colaborador de ESdiarioCV, el amigo Josep Aledón Esbrí, coordinador de Canyamelar en Marxa, volvimos la vista 25 años atrás cuando un 14 de junio de 1993 iniciábamos el III Congreso y último de nuestra querida Semana Santa Marinera de Valencia.Con el título:"1 993 SE APRUEBA EL DESFILE DESCUBIERTOS" iniciamos el coloquio que fue fructifero, con una mesa muy
veterana con Luis Pizá, Manolo Furió, Chimo Mirapeix, Jaime Chiner, Jesús Tortajada,y el presidente de la Hermandad anfitriona José Manuel Martínez Terrasa.


Y esa misma Calle dedicada al insigne Eduardo Escalante, las Cofradias del Descendimiento, que preside Amparo Ferrer Parra, Granaderos de la Soledad de Vicente Visiedo y el referido Santo Sepulcro dieron la bienvenida al verano con toda una serie de actividades para niños y mayores de la mañana hasta bien entrada la noche.

Y el Grao, hizo historia con mayúsculas, un 15 de junio del año en curso, la Cofradía de Granaderos de la Santísima Virgen de los Dolores, con Pepe Orero como Presidente, y su hijo José María como hermano mayor, fue la primera vez que un Paso portado a hombros con la Virgen de los Dolores, salió esplendorosa con el bello adorno floral que Ricardo Perea le hizo, desde de la Iglesia de la
Santa Cruz, donde ante la mirada extraña de los turistas, puso rumbo hacia la Santa Iglesia Catedral, muchos fotógrafos como Artur, Guallart, Cipriano Fornás, Rafa Montesinos, Carlos Aguilar, etc estuvieron ahí para inmortalizarlo.


Tras la Misa de Pontifical en la Seo presidida por el Cardenal Cañizares, y ante la imagen de Nuestra Señora de los Dolores tuvo lugar la histórica procesión por las calles de la Ciutat Vella, durante muchísimas horas los esforzados hombres de trono aguantaron el peso de la Madre, emotivas fueron las petaladas en las calles Avellanas y Caballeros, pero el momento sublime fue cunado entonamos el Himno de la Coronación a la Patrona de Valencia, la Mare de Deu dels Desamaparats en su Basílica, con la Virgen de los Dolores mirándola.

 

El Cabanyal ya está inmerso en la XXVIII Semana Cultural de la Hermandad del Santísimo Ecce-Homo hoy sardinada y bingada, pero muchos actos culturales y religiosos esperan a los numerosos hermanos que culminarán el 1 de julio con la festividad de la Preciosisima Sangre.

Ya saben hoy es 23 de junio, y a las 12 de la noche, se realizan varios rituales para aprovechar las energías mágicas de la noche de San Juan y nuestras playas de la Valencia Marítima y todo el litoral valenciano se inunda de miles de personas que acuden a celebrar tan mágica noche. Pero ... ¿de dónde viene esta magia? Todo se relaciona con San Juan el Bautista y el solsticio del 21 de junio.
El 24, se celebra el nacimiento de San Juan, quien preparó a la humanidad para la llegada de Jesús. Su nacimiento ocurrió en una fecha muy cercana a un solsticio (de invierno para el hemisferio sur, y de verano para el hemisferio norte), lo que quiere decir que lo que está en juego son poderosas energías solares actuando en la Tierra.

Los antiguos celtas llamaban Alban Heruin a este festival y su principal significado era el de celebrar el instante en el que el Sol se hallaba en su máximo esplendor, cuando duraba más tiempo en el cielo y mostraba su máximo poder a los hombres, y al mismo tiempo, el día en que empezaba a decrecer en el Solsticio de Invierno. Para conmemorar y al mismo tiempo para atraer su bendición sobre hombres, animales y campos, se encendían grandes hogueras. Este festival se lo asocia a rituales destinados a obtener pareja o a conservarla.

Son innumerables los rituales propios de la Noche de San Juan, pero todos giran en torno a la glorificación del fuego. De hecho, este es el festival del fuego por excelencia. Realmente como hemos dicho anteriormente, la noche del solsticio es la del 21 de Junio aunque la Iglesia la ha adaptado a la festividad de San Juan. De igual forma, la presencia del agua es uno de los grandes símbolos de las celebraciones de San Juan que parece no tenerse en tanta consideración y que sin embargo, es una parte esencial de numerosos ritos de esta festividad.
El apelativo de " Verbena" a esta fiesta se lo dio la costumbre practicada en algunos lugares por las jóvenes casaderas de ir a recoger verbena a las doce de la noche en la víspera de San Juan, creyendo que con ello conseguirían el amor del hombre deseado por su corazón. Otra de las creencias era que la pareja que saltaba unida la hoguera conseguía felicidad y buena fortuna. Otra de las tantas costumbres es aquella en que las jóvenes arrojan guirnaldas trenzadas por ellas
a sus amados a través de las llamas y ellos deben recogerlas antes de que caigan al fuego.

Las guirnaldas se guardan como talismanes de buena fortuna y, ocasionalmente, se quemaba alguna cinta en el hogar para procurar protección de sus habitantes y animales. Aqui en Valencia, lo típico, es saltar las siete olas, y pedir un deseo por cada una de las olas mientras las estas saltando, aunque algunos grupos para finalizar las ceremonias se introducen entre las olas, comulgando por un corto tiempo con el mar y recibiendo de él toda su fuerza Ya saben que les recomiendo escuchar a nuestro corazón, obrar el bien a los demás, y sentir estos lares marineros.Sean felices y nos vemos en la mágica noche de San Juan en la Valencia Marítima.

Comenta esta noticia
Update CMP