19 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Garzón, Colau y su manía persecutoria contra los Reyes

Los dos políticos arremeten contra los Reyes por no enfrentarse a Donald Trump durante su viaje oficial a Estados Unidos. Puede parecer increíble, pero es cierto. Y lo dejaron por escrito.



 

 

A todos nos han escandalizado mucho las imágenes de pobres niños inmigrantes enjaulados en 'centros de procesamiento' en Estados Unidos: es inhumano, ofensivo e indecente y, seguro, avergüenza al mismísimo Donald Trump, responsable de una barbaridad que, al menos, ha rectificado: una acción poco habitual en su concepción testosterónica de la vida.

Pero de ahí a relacionar con ese bochorno a los Reyes media un abismo que, por supuesto, dos egregios políticos nacionales se han saltado aprovechando que el Pisuerga pasaba por Valladolid y que don Felipe y doña Letizia estaban de gira americana. El primero, un clásico, un inquilino habitual de este espacio reservado siempre a los mejores de la clase: Albertito Garzón, autor de semejante exabrupto:

 

 

Y la segunda, la no menos sutil, elegante, contenida y sagaz Inmaculada Colau, alcaldesa de Barcelona y experta en melodramatizar con toda causa lo suficientemente lejana como para quedar chachi sin, en realidad, dejarse nunca pelo alguno en la gatera. Ella perpetró así:

 

 

Para la pareja, los Reyes de España tendrían que haber cogido por el pescuezo a Donald Trump o, en su defecto, retorcerle el brazo hasta que pidiera perdón y dijera aquello de "no lo volveré a hacer". Todo lo que no fuera hacer eso, convierte a los Reyes en cómplices de la atrocidad, en plebeyos del Emperador yanqui y, por supuesto, en indignos representantes de una España cuya imagen de repente les preocupa a ambos, tan dados a denigrarla.

Hay cosas que se responden solas, pero por si acaso demos algún dato: los Reyes no han ido de turismo, sino en decimonoveno viaje oficial a Estados Unidos que desarrolla la Casa Real desde los tiempos de don Juan Carlos I hasta la actualidad: en once de ellos los monarcas han sido recibidos en la Casa Blanca y, gracias a esa buena relación, la ascendencia cultural, económica y comercial de España en la primera potencia del mundo no ha dejado de crecer.

El siguiente país al que más veces han ido oficialmente los Reyes es Brasil, como explica el consultor Antonio Camuñas en otra serie de tuits llenos de pedagogía y carentes de la demagogia barata que caracteriza a Garzón y a Colau. Son éstos, y vienen bien para aprender a distinguir la información del ruido:

 

 

Pero nada, don Alberto, doña Ada, que viva la República y que yanquis go home. Y tal.

Comenta esta noticia
Update CMP