14 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Doñana contrata más personal para las idílicas vacaciones de Sánchez y Begoña

Sánchez y su mujer dando un paseo por la reserva en compañía de Merkel el verano pasado.

Sánchez y su mujer dando un paseo por la reserva en compañía de Merkel el verano pasado.

Haya investidura o no, el socialista y su familia se marcharán al Palacio de las Marismillas, donde han reforzado la plantilla. Aviso a los trabajadores: la confidencialidad es obligatoria.

La familia Sánchez Gómez cuenta los días para irse de vacaciones. Dentro de unas semanas el socialista pondrá rumbo al idílico Palacio de las Marismillas, en Doñana. Un enclave privilegiado en la provincia de Huelva del que el presidente -ahora en funciones- ya disfrutó el verano pasado y en Navidad. 

Independientemente de lo que suceda entre los días 22 y 25 de julio, las fechas en las que se celebrará el debate y votación de investidura, Sánchez hará la maleta y se retirará a descansar. Y, o mucho cambian las cosas o todo apunta a que se irá habiendo fracasado en la búsqueda de apoyos y con los deberes pendientes para septiembre. 

 

En cualquier caso, todo ha de estar listo en Doñana para cuando lleguen Sánchez, su mujer y sus dos hijas. Los cuidados de la familia presidencial en su residencia de verano supondrán a las arcas públicas un coste de 157.542 euros.

Ése es el precio del contrato que ha suscrito la Secretaría General de la Agencia Estatal Consejo Superior de Investigaciones Científicas con la empresa afincada en Almonte Forgeser Servicios del Sur S.L., que durante los dos próximos años se encargará del servicio de gobernante y la asistencia hotelera en el Palacio de las Marismillas y en otras casas de la Reserva Biológica de Doñana donde suelen hospedarse investigadores.  

De continuo trabajan en el Palacio, según la documentación a la que ha tenido acceso ESdiario, un gobernante y dos limpiadoras, pero dadas las necesidades de los ilustres visitantes hay que ampliar la plantilla. Entre otras cosas, cocineros para la familia Sánchez y para los investigadores de las otras casas.

Personal de continuo en Doñana, insuficiente para las necesidades de la familia Sánchez.

 

En el contrato el CSIC no se mete en el número de empleados que ha de contratar la empresa a mayores, sino que lo deja a su discreción "según las necesidades". Y siempre y cuando todo esté en perfecto estado de revista todos los días, incluidos "sábados, domingos y festivos".

Hay dos condiciones destacables. Por una parte, la "atención personalizada las 24 horas"; por la otra, la confidencialidad, indispensable para todos los trabajadores, como acredita este documento:

 

Forgeser también se ha comprometido a "facilitar la conciliación de la vida laboral, personal y familiar de los trabajadores". Sánchez siempre pensando en ellos, aunque la empresa elegida fue la que mejor oferta presentó de entre cinco precisamente porque es la que menos gastará en sueldos.

La cuestión es que el socialista ya tiene preparado su retiro estival. Queda saber si para cuando vaya a Doñana lo hará como presidente en funciones o presidente pleno.

Comenta esta noticia