04 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Carlos Sainz, máxima ambición en el Dakar 2018

Carlos Sainz y Lucas Cruz inciarán su participación en el Rally Dakar pesando en la victoria. Una carrera sinónimo de aventura y superación, que se disputará entre Perú, Bolivia y Argentina

El tándem Carlos Sainz - Lucas Cruz tiene el 6 de enero marcado en rojo en el calendario. Es el día en el que empieza, en Lima, la capital de Perú, su cita anual con el Rally Dakar. Los cerca de 9000 Km de esta 40ª edición de la carrera, prácticamente la mitad de ellos cronometrados, tendrán un carácter especial, donde reinarán condiciones cambiantes que han hecho que esta competición sea una de las más reconocidas y reputadas dentro del mundo del motor.

Se trata de una cita en la que se sucederán dunas áridas, las zonas de montaña a 4.000 m de altitud o etapas al nivel del mar. Para lograr su objetivo de despedirse con victoria, deberán enfrentarse, además, a 332 participantes inscritos, 100 de ellos en la categoría de coches.

No estarán solos. En el equipo Peugeot Total, contarán con el apoyo de una escuadra , que suma 24 victorias en el Dakar: Stéphane Peterhansel, Cyril Despres y el 9 veces Campeón del Mundo de Rallies, Sébastien Loeb.

Para Carlos Sainz “la estrategia será muy importante desde la primera etapa, ya que no interesará acabar primero y abrir pista el día siguiente, ya que este año los coches saldrán antes que las motos. Será un Dakar en el que habrá que ser muy paciente y no confiarse en ningún momento”. El vencedor del Dakar 2010 cree que “en lo que afecta al equipo Peugeot, este va a ser un año difícil por el cambio de reglamentación, que da ventajas en cuanto a peso y aumento de recorrido de las suspensiones a los vehículos de cuatro ruedas motrices, pero seguimos siendo los favoritos por equipo y experiencia”.

En lo que se refiere a sus principales rivales para lograr el título, Carlos Sainz cita, en primer lugar, a sus compañeros Stéphane Peterhansel, vencedor de las dos últimas ediciones con Peugeot y que “siempre estará ahí”, y Sébastien Loeb, “que tiene la experiencia y la velocidad suficientes para ganar”. En cuanto a Cyril Despres, considera que “está madurando rápidamente como piloto y acabará llegando arriba”. Fuera del Team Peugeot Total, considera que Nasser Al-Attiyah “es muy rápido, sobre todo fuera de pista”.

El Peugeot 3008DKR Maxi tiene ante sí el reto de mejorar los resultados y las prestaciones de un vehículo que conquistó todas las plazas del podio del Dakar en 2017. Está diseñado para atacar las pistas, las dunas y los obstáculos de los rallye‑raids más difíciles del mundo, aspirando a lograr el máximo rendimiento. El vehículo de competición ha evolucionado profundamente para mejorar sus prestaciones. 

La arquitectura del nuevo Peugeot 3008DKR Maxi está calcada de la del SUV Peugeot 3008 de serie, "Coche del Año en Europa 2017", con un motor de 3 litros bi-turbo y 2 ruedas motrices. La modificación más visible está en las vías, que se han ensanchado 20 cm para mejorar su estabilidad. Las suspensiones se han revisado para hacer más fácil el pilotaje.

Alcanza una anchura total de 2,40m, debido a la cinemática de las suspensiones, que ha crecido 10 centímetros en cada lado. Se han modificado tanto los triángulos de suspensión inferiores y superiores como los grilletes y los árboles de transmisión. El objetivo buscado por los ingenieros ha sido ganar en estabilidad y mejorar la dinámica del vehículo.

Las 4 parejas de pilotos y copilotos han participado activamente en el programa de pruebas, que ha permitido que el Peugeot 3008DKR Maxi pueda acumular más de 18.000 kilómetros este año, repartidos entre Marruecos, Portugal y Francia. Sin embargo, son conscientes de que el nuevo reglamento técnico no les favorece. Se ha aumentado el peso mínimo impuesto al Peugeot, mientras que los vehículos rivales se han aligerado y cuentan con una mayor libertad en otros aspectos técnicos. Pero como siempre, la mayor dificultad será la propia dureza de la prueba.

Comenta esta noticia