07 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Raúl del Pozo pone la puntilla a la imagen de Sánchez por su falta de escrúpulos

Pedro Sánchez.

Pedro Sánchez.

Un periodista que sigue al presidente del Gobierno le cuenta lo que se cueve en torno a su "bonapartista" persona, que ni Felipe González en sus mejores tiempos logró llegar tan lejos.

Este martes Raúl del Pozo se retrotrae en su columna de El Mundo al momento de la historia en el que los palacios se edificaron en la ruinas del paraíso y sin embargo Versalles olía muy mal porque las letrinas carecían de desagües.

Algo que le sirve para hacer la analogía entre Versalles y el Palacio de la Moncloa, que "ruge y canta cerca del aprendiz de río y del puente de los Franceses". Tanto, que "van a tomar medidas para evitar que llegue el aroma de los murciélagos, mezclada con el tufo de las vacas de la clínica veterinaria o del tráfico de las autovías circundantes".

No es la única semejanza, ironiza, porque "en el palacio de Madrid habita una forma de gobernar parecida a la que se alojó en Versalles cuando residió allí Luis Napoleón, Napoleón el pequeño, sobrino del grande que dio nombre a una forma de gobernar plebiscitaria, cesarista, populista que ha vuelto en el siglo XXI y que se llama bonapartismo".

A su juicio, "Pedro Sánchez se ha hecho con el control del poder, de casi todo el poder, desde la nada. Contra todo pronóstico llegó, vio y venció".

"Ya manda más que Felipe González", le cuenta a Del Pozo un periodista que sigue al presidente y Arturo Pérez-Reverte lo retrata como un Calígula posmoderno, "un aventurero que recupera el modelo renacentista del político sin escrúpulos para mentir o incumplir los pactos sin ningún complejo".

Las cosas andan de tal manera que "acojonados están los que han comprobado cómo se ha hecho el hombre fuerte dando volteretas y trucos de jugador para hacerse con el mando en el partido, para deshacer la oposición probando una vez más que el poder desgasta al que no lo posee".

Concluye recordando que Carmen Forcadell, que ha salido de permiso carcelario para cuidar a su madre, ha dicho: "Persistiremos". Y augura que Pedro Sánchez "se sentará en la partida con aire pacificador, pero será un burlador en la timba. Ha escuchado el consejo de Lady Macbeth a su marido: "Parécete a la cándida flor, pero sé la serpiente que hay debajo".

Comenta esta noticia