23 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "nueva casta" de Unidas Podemos: sus diputados se compran piso en cascada

La diputada por Navarra Ione Belarra se compró piso hace un año en Madrid.

La diputada por Navarra Ione Belarra se compró piso hace un año en Madrid.

Iglesias y Montero han creado escuela con su chalet de Galapagar. Tras ellos, muchos otros diputados de la coalición morada han pasado de no tener trabajo a convertirse en propietarios.

Pablo Iglesias e Irene Montero han creado escuela en Unidas Podemos con su famoso chalet de Galapagar. Si los niños vienen con un pan bajo el brazo, en el caso de la formación morada no hay mejor pan que el escaño. 

Además del vicepresidente segundo y la ministra de Igualdad, a otros siete diputados de la bancada morada (de 35 que son) la vida les va tan bien desde que son señorías que se han comprado piso. 

De las facultades, las plazas y los empleos basura (los que trabajaban, porque la mayoría no había tenido nómina antes) han pasado a la comodidad del hemiciclo y un buen sueldo asegurado; sea periodo ordinario de sesiones o no, haya pandemia o no.    

La lista comienza con un compañero de Iglesias y Montero en el Consejo de Ministros, Alberto Garzón. Él y su mujer se compraron una casa en la localidad de Rivas Vaciamadrid en mayo de 2018, por la que suscribieron una hipoteca con Bankia de 164.000 euros. 

Después está Alberto Rodríguez, el secretario de Organización de Podemos, para el que la Fiscalía acaba de pedir tramitar el suplicatorio al Congreso (por su condición de diputado) y así poder juzgarlo por atentado a la autoridad y falta de lesiones. 

El número tres de Podemos, Alberto Rodríguez.

 

Rodríguez también se ha convertido en propietario tras pisar la moqueta de la Carrera de San Jerónimo, según la declaración de bienes y rentas presentada en la Cámara (todos los datos están extraídos de ahí). En concreto se compró una vivienda en julio de 2019 en Santa Cruz de Tenerife, con una hipoteca muy pequeña para cómo está el mercado: 56.000 euros. 

En la lista figura también Antón Gómez-Reino, el que fuera candidato de Podemos a las elecciones gallegas de julio, que se saldaron con un desastre sin paliativos para la formación de Iglesias (se quedó sin representación en el Parlamento regional). En su caso es diputado desde 2016 y en diciembre de 2017 se compró un piso en La Coruña, con una hipoteca de 57.619 euros con Kutxabank.

Ione Belarra, diputada por Navarra y secretaria de Estado para la Agenda 2030 en la Vicepresidencia de Iglesias, es propietaria desde hace menos. En su caso adquirió vivienda en Madrid en octubre de 2019, con un préstamo hipotecario concedido por la misma Caja de Ingenieros a la que recurrieron Iglesias y Montero en su día. Uno de 70.700 euros. 

Aina Vidal, diputada desde 2016 y sin trabajo previo conocido y/o declarado, también se ha comprado casa siendo ya parlamentaria. En su caso una en Barcelona. En octubre de 2017, cuando tenía 32 años, suscribió una hipoteca con el BBVA de 159.200 euros.  

Isabel Franco es diputada de Unidas Podemos por Sevilla desde 2016. Tiene 34 años, no ha tenido un sueldo antes de llegar a la política y en junio de 2019 se compró un piso en la capital hispalense por el que suscribió una hipoteca y dos préstamos personales con Bankia que suman 79.200 euros.

Y completa la lista María del Carmen Pita, que adquirió un piso con plaza de garaje en Las Palmas un año después de llegar al Congreso, en 2017. En su caso no declara hipoteca. 

Unidas Podemos le ha arrancado a Pedro Sánchez el compromiso de que en el primer trimestre de 2021 habrá una nueva Ley de Vivienda y que ésta incluirá una limitación de los alquileres. Pero en el caso de los parlamentarios morados cada vez son menos a los que les afecta en primera persona. 

Comenta esta noticia
Update CMP