La exmujer de Rufián da un giro radical: su nuevo amor es de Vox o vota Abascal

La ex de Rufián vuelve a titulares una vez más.

La ex de Rufián vuelve a titulares una vez más.

De todas las cosas que podría haber hecho la madre del hijo del dirigente republicano independentista para darle donde más le duele seguramente esta se encuentre destacada en el "top ten".

Era una persona prácticamente anónima hasta antes de ayer, como se suele decir, pero Mireia Varela se está convirtiendo en celebrity del corazón y la crónica rosa patria por méritos propios. La exmujer de Gabriel Rufián no hay semana que no protagonice un titular morboso sobre su vida íntima y privada y la última en redes seguramente sea la que más pueda doler al dirigente de ERC.

Y es que si los primeros y llamativos post de Varela eran llorando públicamente por la pérdida del amor del líder independentista mientras Rufián comenzaba una nueva relación con la jefa de prensa del PNV en el Congreso, Marta Pagola, el último ha dejado a propios y extraños con la boca abierta, seguramente uno de los más atónitos el padre de su hijo, independentista hasta la médula como es.

Y es que la filóloga, que a principios de año compartió un desgarrador texto que dejaba claro que no había superado el divorcio, podría haber recuperado la ilusión en el amor. Hasta aquí todo normal (bueno, aparte del tatuaje que se hizo no hace mucho) si no fuera porque el presunto receptor de sus sonrisas no podría estar más alejado de los principios ideológicos de Rufián, por quien hasta hace bien poco suspiraba.

Eso es al menos lo que se desprende la foto que ha subido a Instagram y en la que se ve su mano entrelazada con la de alguien que luce en la muñeca una pulsera con la bandera de España y otra pulsera de Vox.

Por si fuera poco, acompaña la foto con una canción de Merche que reza "vuelve a despertar con una nueva ilusión". 

Claro que nada más ver la publicación de Mireia comenzó el debate en redes sociales entre los que creen que está de nuevo enamorada y los que piensan que es el penúltimo intento por llamar la atención.

Comenta esta noticia