04 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La "operación imagen" de Sánchez no rinde a Torra: "Referéndum y amnistía"

Torra y Sánchez, antes del inicio de la reunión de la "mesa" negociadora.

Torra y Sánchez, antes del inicio de la reunión de la "mesa" negociadora.

La dos partes acuerdan reunirse una vez al mes, alternándose en Madrid y Barcelona. Mucha imagen, dosis de talante, pero ninguna aproximación. Y el president no da su brazo a torcer.



Por fin, tras semanas de argucias, emboscadas y desaires, Pedro Sánchez y Quim Torra, se han visto las caras. Frente a frente, el Gobierno de España y la Generalitat, en la sesión constitutiva de la mesa de diálogo con la que el líder del PSOE pretende desatascar la situación en Cataluña. O, más bien, engrasar los apoyos para sus presupuestos generales y que la legislatura no se desvanezca a las primeras de cambio.

La escenografía ha estado protagonizada por el talante del que hacía gala José Luis Rodríguez Zapatero. Todo facilidades, buenas maneras, sonrisas y gestos amables entre la decena de participantes en la reunión. Pero Torra no se ha dejado impresionar por la estrategia de seducción: ha vuelto a poner sobre la mesa la autodeterminación y la amnistía de los presos condenados por el Tribunal Supremo.

A saber, Sánchez y el hoy ausente Iglesias, Carmen Calvo, José Luis Ábalos, Salvador Illa, Carolina Darias, y Manuel Castells, por parte del Estado. Y Torra, Pere Aragonés, Jordi Puigneró, Alfred Bosch, Elsa Artadi, Marta Vilalta, Josep Maria Jové, y Josep Rius, por la parte catalana.

Pero, tras más de tres horas de reunión -receso incluido- poco más que una nueva operación de marketing y una conclusión: que los encuentros continuarán cada mes, alternándose sus citas en Madrid y Barcelona. Y un comunicado conjunto con poco contenido político y que vuelve a orillar la palabra Constitución.

En su comparecencia ante los periodistas, en la sala de La Moncloa reservada a las grandes ocasiones, Torra ha asegurado que el debate ha sido "honesto y franco" pero que "lamentablemente seguimos sin tener una respuesta clara por parte del Gobierno a lo que hemos expuesto sobre el derecho de autodeterminación y de la amnistía". Erre que erre.

 

Sánchez y Torra, paseando por los jardínes de La Moncloa antes de la reunión.

 

"Hemos insistido en que este conflicto político nace de la negación de los derechos fundamentales de reunión, expresión y manifestación", se ha quejado, para reconocer que el encuentro "ha servido para establecer el diálogo franco entre instituciones, pero también para constatar las diferencias existentes entre las partes".

Y Sánchez ha vuelto a allanar el camino obviando el término "Constitución". El comunicado conjunto habla de que cualquier acuerdo que se adopte en las reuniones se situará en el "marco de la seguridad jurídica".

Eso sí, La Moncloa rechaza la figura del mediador internacional que exige el independentismo. "Se trata no de apuntar las diferencias sino de encontrar las semejanzas. Tendremos que seguir dedicando reuniones al diagnóstico", ha subrayado la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero. Y, en formato enigma, ha anunciado "fórmulas imaginativas".

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP