03 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Quim Torra ya no es diputado y estalla la guerra en el Parlamento catalán

ERC se ha mostrado favorable a retirar el acta al presidente aunque intentan hacer equilibrios de cara al independentismo catalán.

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha tenido que entregar su acta de diputado después de que la Mesa del Parlamento no aceptase desobedecer al Supremo y a la Junta Electoral Central como le pedía el presidente, ampliando aún más el cisma existente entre ERC y JxCat pero que de cara a la galería se intenta ocultar.

De hecho, fuentes de la Presidencia del Parlamento han admitido que ahora mismo Torra no es diputado, aunque han intentado maquillar su responsabilidad para evitar enfrentamientos con sus socios de Gobierno de JxCat, reiterando que ha sido una decisión del secretario general de la Cámara, Xavier Muro, que no comparten porque ven injusto que el presidente pierda su escaño.

 Así, el presidente de ERC en el Parlament, Sergi Sabrià, ha concretado que la propuesta de los republicanos para afrontar la inhabilitación del presidente, Quim Torra, como diputado es: blindar la presidencia de la Generalitat, aceptar su suspensión como diputado y "luchar para revertirlo", y con ello garantizar el voto del Parlament. "No podemos poner en riesgo la soberanía del Parlament. No podemos tomar decisiones que nos pueden hacer sentir bien unos minutos, pero que no resuelven el problema. Si se apuesta por la desobediencia estéril, se mantendrá uno o dos plenos, pero le haremos el juego al Estado", ha dicho .

Mientras que desde el otro lado, fuentes de JxCat han acusado a la Mesa y su presidente y del Parlament, Roger Torrent, de haber validado la decisión del secretario general al haber rechazado que la Mesa votara la propuesta de su partido.

De momento, lo que parece claro es que la Junta Electoral Provincial de Barcelona ya ha emitido este lunes el acta de María Senserrich como diputada de JxCat en el Parlament en sustitución de Torra y será a las 15.00 horas cuando se inicie el pleno del Parlamento catalán donde se dejaran claras las posturas de una y otra cara del independentismo catalán.

Y es que, mientras que ERC intenta mantener un equilibrio casi imposible que le encadena a Torra, pero también a Sánchez, los integrantes de la antigua Convergencia ven que los republicanos les han dejado solos en medio de su cruzada, quitándole a Torra su condición de diputado, aunque  de momento le sostienen como presidente de la Generalitat

Comenta esta noticia