22 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los Mossos escarmientan a Colau y la CUP y destapan sus mentiras con los okupas

Por tercera noche consecutiva, el caos y la violencia se han apoderado del centro de Barcelona con la complicidad del ayuntamiento con los okupas. Los Mossos de Esquadra están indignados.

Por tercera noche consecutiva los disturbios se han apoderado del barcelonés barrio de Gracia provocados por los okupas que protestan por el desalojo del llamado Banc Expropiat. Con la pasividad notable de la alcaldesa de Barcelona y la complicidad manifiesta de la CUP con los violentos, los Mossos de Esquadra han alzado este jueves la voz denunciando que más de veinte agentes han sido heridos de diversa consideración en los últimos tres días. La situación en la Ciudad Condal ha saltado incluso a la prensa internacional. El diario The Guardian se pregunta si Barcelona está en manos de una "alcaldesa radical".

Los Mossos han evitado esta madrugada que los okupas volvieran a recuperar el control del Banc Expropiat blindando la instalaciones del barrio de Gracia. Sin embargo, tras una manifestación de los antisistema, un grupo de radicales ha provocado otra oleada de destrozos. En varios calles, los okupas han atacado a los agentes con bengalas, botes de humo, piedras y botellas.

Asimismo, una sucursal de La Caixa  ha quedado completamente destrozada. El Ayuntamiento de Barcelona ha cifrado en 14.500 euros los daños sufridos en contenedores y otros elementos del mobiliario urbano durante los disturbios de anoche en la ciudad.

Indignación de los Mossos con Colau

La violencia callejera desatada esta semana y la actitud de la corporación que encabeza Colau ha desatado la indignación de los Mossos de Esquadra. El portavoz del sindicato SAP-Fepol, Valentín Anadón, reveló este jueves en Espejo Público que en los tres días de caos más de veinte agentes han resultado heridos de diversa consideración. Anadón denunció la imprevisión del ayuntamiento y explicó que el Cuerpo sabía que se preparaba una oleada de incidentes con motivo del aniversario de otra ocupación, la de Can Vies.

"Estos días es aniversario Can Vies y ya preveíamos kale borroka en las calles", afirmó Anadón, quién enfatizó: "Los Mossos seguiremos vistiéndonos de azul e intentaremos que no quemen el barrio". "Estos no son Cataluña ni los catalanes", sentenció.

Este mismo miércoles el director de los Mossos, Albert Battle, protagonizó un durísismo enfrentamiento en el Parlamento de Cataluña con la diputada de la CUP, Mireia Vehí, quien tachó de "brutal" la intervención de la policía autonómica. 

Por su parte, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha propuesto que las asociaciones de vecinos del barrio de Gràcia medien en el conflicto por el desalojo de la antigua sucursal bancaria conocida como el 'Banc Expropiat'.

En declaraciones a Catalunya Ràdio, Colau ha reconocido que la administración ha fracasado por ahora como interlocutor a la hora de buscar una solución con los okupas.

"Estoy invitando a estos colectivos, que efectivamente quieren mantener estas actividades en el barrio pero que no quieren interlocutar con la administración, a que lo hagan los vecinos de Gràcia", ha expuesto.

Colau ha instado a buscar fórmulas en las que la administración pueda ayudar a que las actividades continúen, aunque ha advertido de que "en ningún caso se acepta que se mezcle con incidentes violentos que perjudican precisamente a los vecinos de Gràcia".

Respecto a la actuación de los Mossos d'Esquadra, ha defendido que "se tiene que actuar aunque sea un fracaso para todos, pero se tiene que actuar policialmente porque los vecinos no tienen ninguna culpa y se tienen que impedir estos incidentes".

La Fiscalía investigará a Trias

Por su parte, la Fiscalía Provincial de Barcelona ha pedido investigar al exalcalde Xavier Trias (CiU) porque el Consistorio pagó 65.500 euros en concepto de alquiler del local que ocupaba el Banc Expropiat del barrio de Gràcia. En un comunicado, Fiscalía constata que los hechos podrían ser un delito de malversación de caudales públicos, por lo que ha solicitado a la Policía Nacional que inicie una investigación penal.

El anterior Gobierno pagó durante unos meses el alquiler del local, de 5.500 euros mensuales -el portavoz municipal de CiU, Joaquim Forn, dice que fue para dar tiempo a buscar soluciones-, algo que desconocían los 'okupas' y que canceló el actual Ejecutivo, de Ada Colau.

A raíz de los altercados de los últimos días, la Fiscalía ha tenido conocimiento de que Trias "decidió suscribir" un contrato de arrendamiento de un año con la empresa propietaria del local, Antartic Vintage S.L., por un precio de 65.500 euros.

Dicha renta fue "puntualmente satisfecha" por el Ayuntamiento hasta la finalización del contrato, mientras que el nuevo equipo municipal, liderado por Ada Colau, decidió no renovarlo.

Al tener conocimiento de este hecho, la Fiscalía ha decidido solicitar la investigación para comprobar los hechos y determinar la responsabilidad de Trias.

 

Comenta esta noticia
Update CMP