07 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Landaluce hunde a los "ignorantes" que vieron genio en los palabros de Iglesias

Ahora es Iglesias quien necesita a Sánchez, según Landaluce.

Ahora es Iglesias quien necesita a Sánchez, según Landaluce.

La tortilla se ha dado la vuelta de tal manera en el caso de Pedro y Pablo que ahora Sánchez tiene la sartén cogida por el mango y puede estar bien tranquilo. Tiene datos negro sobre blanco.

Este miércoles Emilia Landaluce se hace eco con ironía en su columna de El Mundo de que ni en Galicia ni en el País Vasco quiere Unidas Podemos que aparezca Pablo Iglesias en campaña y de que "todas las encuestas evidencian la subida de Sánchez a costa del Más País de Errejón y Carmena y, sobre todo, del descrédito de Unidas Podemos, incapaz de capitalizar los anuncios de ingreso mínimo vital de su vicepresidente, opacado por el aparente priapismo que exuda el caso Dina".

Y aquí se pregunta en voz alta si queda alguien que "no imagine lo que custodiaba la tarjeta SIM de la asesora más allá de todos los "la azotaría hasta sangrar" referidos a Mariló Montero". A su juicio es evidente que "lo que contenía el dispositivo de Dina era un fiel retrato del macho alfa en todo su esplendor. Con la sustancia del chúpame la minga dominga de Pablo Echenique y unas supuestas fotos íntimas de las que ahora todo el mundo se manda. Además de comentarios como los de Mariló que reflejan al líder como un machista alfa en lugar de ese hombre no masculinizado y tóxico que solía propugnar el feminismo de Podemos".

Y por todo ello Landaluce llega a la conclusión de que "ya no es Pablo quien sostiene el Gobierno de Sánchez sino que es Pedro quien aguanta la vicepresidencia y los ministerios de Pablemos, que nececesita del poder para seguir siendo algo más allá que esa nada con ínfulas y palabros que los ignorantes interpretaron como intelectualidad".

Es por eso que remata que "Pedro puede estar tranquilo con su ariete de ceño fruncido y palabras gruesas hasta que vea que ya no le sale rentable jugar la carta populista y la bolsa de votantes de Podemos esté a salvo en el PSOE. Sobre todo, cuando arrecie la crisis económica y los españoles miren a Pablo y sus ministerios en busca de explicaciones y se pregunten por qué el dinero de las familias se va al chau chau ideológico del Ministerio de Igualdad".

Y es que "ahora es Pablo Iglesias quien necesita a Pedro Sánchez. Se la ha jugado pero bien".

 

Comenta esta noticia