Alicante aprueba una bajada del IBI del 5 por ciento

El pleno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este jueves una rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) del 5 por ciento para los recibos que se emitirán el año que viene. La modificación ha salido adelante en la sesión ordinaria con los votos de PP, Ciudadanos y de los dos ediles no adscritos. Compromís, PSPV y Guanyar Alacant han votado en contra de esa rebaja del IBI.

Además, se ha aprobado rebajas en el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM), el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE) y el Impuesto de Construcciones y Obras (ICIO), que entrarán en vigor a partir del próximo 1 de enero.

La rebaja del IBI supondrá un ahorro para los ciudadanos de unos 4,5 millones de euros, según ha puesto en valor el edil de Hacienda, Carlos Castillo, que ha defendido que el PP prometió una modificación de las ordenanzas fiscales "sensata, viable y con un impacto positivo en toda la sociedad alicantina y creemos haberlo conseguido".

Así, en respuesta el edil de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, Castillo ha asegurado que "la dialéctica de que la izquierda está con los pobres y la derecha con los ricos está tan manida que no se la cree nadie; si bueno sería bajarle los impuestos a los ricos, bueno es dejar el dinero en el bolsillo de los pobres".

Por ello, ha considerado como "necesaria y justa, esta modificación". Y ha argumentado que "tan sensata ha sido esta rebaja, unos 4,2 millones de euros, que la rebaja del IBI queda compensada por las transferencias corrientes del Estado", y ha anunciado que los presupuestos de 2019, que todavía no han pasado por pleno, contemplarán un incremento de los ingresos de hasta un 3,3%.

Desde Ciudadanos, la portavoz Yaneth Giraldo, ha apoyado la propuesta de rebaja impositiva porque en "global es beneficioso para la ciudadanía", aunque ha sustanciado que "todo es revisable".

Por su parte, desde Compromís, Sònia Tirado, ha se ha mostrado satisfecha porque "muchas" de sus aportaciones "han quedado recogidas". No obstante, ha lamentado que no se recojan cuestiones como una rebaja para las VPO o bonificaciones de hasta el 90% para viviendas con rangos catastrales "muy bajos", así como para viviendas con acondicionamiento térmico o para vehículos por bajo consumo.

Con todo, ha opinado que la rebaja del IBI "no es prioritaria" y la ha tachado de "partidista y con impacto pequeño". En ese sentido se ha pronunciado el portavoz de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, que ha opinado que beneficiará a quien tenga "grandes" bienes inmuebles.

Por ello, ha apostado por apurar "al máximo" las bonificaciones para "las familias más vulnerables", y ha criticado que esa medida se ha rechazado como alegación. Además, ha reclamado que se contemplen "el gravamen a las viviendas vacías, no puede aplicarse pero habríamos avanzado hasta que se desarrolle el reglamento; el cobro a la Iglesia Católica para los bienes inmuebles que no estén sujetos a concordatos; el IAE, que se suba un 15% para las empresas que facturan más de un 1 millón de euros" porque ha dicho que es "de justicia que se suba".

Medida populista

Pavón ha criticado la medida "populista y demagógica" de bajar los impuestos "a los más ricos" y ha afirmado que se dejarán de recaudar "cuatro millones de euros; y luego no hay dinero para políticas sociales".

Por último, la portavoz del PSPV, Eva Montesinos, ha hablado de "medidas que buscan el rédito electoral" y que "olvidan que tienen un factor recaudatorio y redistributivo". Así, ha pedido "una serie de facilidades para el pago de los recibos, la forma de pagarlo, porque el ayuntamiento está para facilitar la vida de los ciudadanos".

Comenta esta noticia
Update CMP