04 de julio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Duro palo sentimental para Sánchez Silva con una dolorosa y cercana pérdida

Raquel Sánchez Silva ha sufrido una triste pérdida.

Raquel Sánchez Silva ha sufrido una triste pérdida.

La presentadora ha dejado a sus fans y seguidores muy impactados al compartir con ellos un mensaje de lo más duro y emotivo, en un momento de la vida tan diferente como preocupante.

Son muchas las personas que, además de estar atravesando este difícil momento de lucha contra el coronavirus, se están enfrentando a terribles pérdidas.

Si este lunes se confirmaba el triste fallecimiento de Lucía Bosé a causa del Covid-19, la presentadora Raquel Sánchez Silva quería compartir con sus seguidores otra dolorsa pérdida para ella, una mujer que, tal como ella misma ha escrito en un sentido post en Instagram, era muy "importante en su vida".

La presentadora matiza que, si bien era mayorcita se fue "demasiado pronto": "Se llamaba Carmen y era una luz brillante y sonriente. Hablaba sin parar y se vestía y arreglaba cada día con muuucha dedicación. Era muy coqueta. Súper. La más coqueta de todas. Pequeña y chisposa. Activa. Buena gente, muy buena gente".

En un emotivo mensaje, Sánchez Silva señala que "llevaba un tiempo algo triste pero siempre sacaba lo mejor cuando, cada jueves, traía croquetas a casa, jugaba y bañaba a mis hijos. Para ellos era su tercera abuela y así la llamábamos, abuela Carmen. Era muy fuerte pero esto ha sido demasiado fuerte como para muchos".

Por eso envía "mi abrazo profundo y sentido para todos los que están pasando la peor parte de esta etapa. Dormid abrazados al amor por todos los que son importantes en nuestra vida". 

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram
 
 

Os deseo a todos sueños bonitos y tranquilos, ahora que algunas pesadillas arrancan con la luz del día. Hoy se me ha ido una mujer importante en mi vida y aunque ya era muy mayorcita, 83 años, creo que también le ha llegado demasiado pronto. Se llamaba Carmen y era una luz brillante y sonriente. Hablaba sin parar y se vestía y arreglaba cada día con muuucha dedicación. Era muy coqueta. Súper. La más coqueta de todas. Pequeña y chisposa. Activa. Buena gente, muy buena gente. Llevaba un tiempo algo triste pero siempre sacaba lo mejor cuando, cada jueves, traía croquetas a casa, jugaba y bañaba a mis hijos. Para ellos era su tercera abuela y así la llamábamos, abuela Carmen. Era muy fuerte pero esto ha sido demasiado fuerte como para muchos. Desde aquí mi abrazo profundo y sentido para todos los que están pasando la peor parte de esta etapa. Dormid abrazados al amor por todos los que son importantes en nuestra vida. ¡Hasta mañana!

Una publicación compartida de Raquel Sánchez Silva oficial (@raquelsanchezsilva) el

Comenta esta noticia