El Gran Capitán y las cuentas de la Generalitat

Presentación en Corts del proyecto de presupuestos

Presentación en Corts del proyecto de presupuestos

Las cuentas de la Generalitat para 2019 desafían la lógica de la desaceleración económica con 2.800 millones del Estado de difícil cobro y un aumento de ingresos por impuestos directos del 11,6%.

A Gonzalo Fernández de Córdoba le llamaban “El Gran Capitán”. Cuando Fernando el Católico le pidió cuentas de los gastos en la campaña de Nápoles, D.Gonzalo respondió según la Wikipedia con la “enumeración de gastos exorbitantes en conceptos absurdos”, como “en picos, palas y azadones, cien millones”. A eso se conoce popularmente como “Las Cuentas del Gran Capitán”, que se usa como frase hecha “para calificar de exagerada a una relación de gastos, o incluso a un listado de cualquier tipo, para ridiculizar una relación poco pormenorizada o para negar una explicación pedida por algo a la que no se tiene derecho”.

Vicent Soler, conseller de Hacienda de Ximo Puig, tiene algo de Gran Capitán: ha tenido que hacer unas cuentas para la Generalitat 2019 que desafían a la lógica y a la práctica económica. Pocas empresas capaces de consignar como ingresos más de 2.800 millones del Estado de cobro cuando menos dudoso: 1.325 a cuenta de la financiación autonómica que no va a ser reformada; 640 de atención sanitaria a turistas no aprobados; y 300 por liquidaciones de concesiones sanitarias a pesar de que el asunto está en manos de los jueces y las perspectivas son a la baja. Además se confía en el ingreso de 300 millones más de dependencia y 250 de la liquidación del IVA de 2017 aún pendientes.

Es lo que pasa cuando se ha de contentar a tanto socio de legislatura. Por primera vez Podemos ha dado su visto bueno antes de presentadas las cuentas, no a posteriori. Y la líder de Compromís ha resultado uno de los consellers más beneficiados con el nuevo reparto por departamentos, con un incremento del 27,7% y un montante de 1.528 millones. Mónica Oltra le rebaña a última hora 150 millones a Sanidad. Que por cierto sigue teniendo 400 millones en facturas en los cajones. Ahora se entiende que cuando en el Club de Encuentro Manuel Broseta le preguntaron a Ximo Puig por las cuentas de ese departamento el president repreguntara a Vicent Soler y no a la titular de Sanidad, Ana Barceló, estando los dos sentados en primera fila del auditorio.

Con cada vez más voces alertando de una ralentización de la economía mundial, el presupuesto de gastos de la Generalitat -que va a crecer un 9,9% en gasto real- prevé un incremento en ingresos por impuestos directos del 11,6% . Todo, con una previsión de déficit del 0,1, y no del 0,3 fijado por el Gobierno y por confirmar cuando se aprueben los PGE, lo que supondría 236 millones más de posibilidad de gasto para la Generalitat.

Picos, palas y azadones ... 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP