10 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rubalcaba ataca de nuevo y conspira en los bajos fondos de Interior y Defensa

Rubalcaba abraza a Grande-Marlaska en la toma de posesión del juez como ministro del Interior.

Rubalcaba abraza a Grande-Marlaska en la toma de posesión del juez como ministro del Interior.

El exministro quiere revertir la limpia que Juan Ignacio Zoido hizo recientemente en la cúpula de las FSE al eliminar la figura del director adjunto operativo de la Policía y Guardia Civil.

Poco a poco el Gobierno de Pedro Sánchez va tomando cuerpo con el nombramiento del segundo escalón del Consejo de Ministros. Aunque todavía son mayoría los miembros del Ejecutivo que no han designado a sus secretarios de Estado ni a sus directores generales.

El hecho de que el nuevo PSOE de Sánchez no cuente con dirigentes con probada experiencia de gestión en la administración y que muchos de los contactados sean reacios a abandonar sus destinos profesionales para recalar en un Gobierno de incierto futuro, está provocando cierto retraso en la composición de la estructuras ministeriales.

Pero los primeros pasos en dos ministerios clave en la estructura de Gobierno están provocando todo tipo de comentarios entre muchos dirigentes socialistas. Y es que el eterno Alfredo Pérez Rubalcaba ha vuelto a moverse entre bambalinas para colocar a algunos de sus peones en puestos decisivos.

A los movimientos de Rubalcaba atribuyen muchos en Ferraz  la decisión de Margarita Robles a la hora de elegir a su secretario de Estado. Se trata del que fuera director de la Policía en la etapa de Felipe González, Ángel Olivares.

Olivares ocupó el cargo entre 1994 y 1996, cuando Robles era secretaria de Estado de Interior y Rubalcaba ministro de la Presidencia y hombre fuerte del gabinete socialista.

 

La ministra de Defensa, Margarita Robles, junto a su número dos, Angel Olivares.

 

Pero si hay un ministerio en el que están ardiendo los teléfonos en las últimas horas es en Interior, donde Rubalcaba sigue moviendo a su antojo sus hilos y sus influencias, tanto en la Policía como la Guardia Civil. Si ya fue muy comentada la efusividad con la que el exsecretario general del PSOE saludó a Grande-Marlaska en la toma de posesión de este último, los movimientos de los comisarios afines al primero están provocando muchos recelos en la cúpula policial.

"Rubalcaba vuelve a Interior", ironiza un comisario de la Policía en declaraciones a ESdiario. Y es que muchos dan por hecho que el exministro quiere revertir la limpia que Juan Ignacio Zoido hizo recientemente en la cúpula de las FSE al eliminar la figura del director adjunto operativo de la Policía y la Guardia Civil en plena guerra de las cloacas.

En pleno combate encarnizado contra la corrupción, Marlaska deber decidir la continuidad en sus puestos de los máximos responsables de la Comisaría General de Información, de la de Seguridad Ciudadana y de la Policía Judicial. De ellas cuelgan unidades claves como la UCO o la UDEF. Según las fuentes policiales consultadas por este diario, los hombres de Rubalcaba ya se están moviendo para volver, una vez más, a la primera línea de Interior.

Comenta esta noticia
Update CMP