19 de enero de 2021 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Cercanos a Nacho Palau desvelan lo que pasa en realidad con el ex de Miguel Bosé

Nacho Palau está tranquilo.

Nacho Palau está tranquilo.

A semanas de verse las caras en los juzgados con el cantante esta es la vida que lleva el padre de los otros dos hijos del artista. Una vida que nada tiene que ver con los lujos de antes.

 

 

“Tranquilo y cansado del ruido mediático” así es cómo se encuentra en estos momentos Nacho Palau, a semanas de verse las caras en los juzgados con su expareja, Miguel Bosé. Una cita que tendrá lugar en el mes de octubre, después de que la vista del 24 de marzo tuviese que ser suspendida por el Covid. Y será allí, ante un juez, donde el valenciano luchará porque sus dos hijos recuperen “el estatus económico del que disfrutaban junto a sus otros dos hermanos, antes de su separación con el cantante”.

Y es que, desde la separación de la pareja, la vida de los pequeños y del propio Nacho cambió por completo. Los tres se trasladaron a Chelva, a la casa donde vive actualmente la madre de Nacho. Allí cuida y educa a sus dos pequeños sin los lujos a los que estaban acostumbrados en casa de Miguel. El día a día de Palau está centrado en el cuidado de sus pequeños y en su trabajo como cocinero en la Residencia de la tercera Edad de la misma localidad valenciana.

Todas las mañanas Palau sale a pasear con sus hijos, se preocupa por que lleven una vida disciplinada y una alimentación sana. La relación con ellos es “de complicidad absoluta” y sólo se separan cuando tiene que ir a trabajar, es entonces cuando la abuela se preocupa de los dos menores.

Quienes los han visto los describen como “clones de Palau. Son iguales a él”. Actualmente, Nacho dispone de ingresos gracias a su labor en la residencia de mayores en la que trabaja como cocinero. Palau tuvo que hacer un curso de cocina antes de acceder a este puesto y los que disfrutan de su labor están encantados: “Todo lo que cocina está buenísimo y él es un encanto”. Su horario comienza a partir de las tres de la tarde y se alarga hasta la noche. A Nacho le finaliza su contrato, de sustituciones a mediados del mes de septiembre, pero lejos de quedarse en el paro, ya tiene una oferta encima de la mesa que ya estaría estudiando.

Así se lo confesaba a la reportera de Viva la Vida, María Verdoy. En qué consistirá su nuevo trabajo es algo que ni él, ni nadie de su entorno quiere desvelar. Lo importante es que seguirán entrando ingresos gracias a los cuales viven los dos pequeños.

Palau necesita trabajar, ya que él se encarga de la manutención y educación de Telmo e Ivo. Y precisamente eso es lo que va a luchar en los tribunales contra Miguel Bosé. Palau reclama que los gastos de los pequeños sean sufragados por los dos, como se hacía antes de la separación sentimental de la pareja. Nacho no está nervioso por la cita judicial ya que va a luchar por sus hijos y se muestra escéptico cuando se le pregunta si confía en que la Justicia le de la razón: “debo confiar”. Pero los que han podido hablar con él saben que Palau está deseando que este capítulo acabe, que sus hijos tengan una relación más frecuente con sus hermanos y que, en definitiva, los pequeños no sufran las consecuencias, por los conflictos de los mayores.

Comenta esta noticia
Update CMP