21 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La polémica "neonazi" de la diputada de Vox Rocío de Meer incendia las redes

Rocío de Meer, y su tuit borrado

Rocío de Meer, y su tuit borrado

La dirigente responde con un tuit a la campaña en su contra desatada por suscribir un mensaje de una ultra polaca. Ésta es toda la secuencia y su profunda resaca.

 

 

 

Rocío de Meer, diputada de VOX, se hizo tristemente célebre hace unas semanas tras recibir una pedrada en el rostro durante un mitin de su partido en el País Vasco, en concreto en Sestao. La animalada no mereció la condena unánime que exigían los hechos, y muchos incluso pusieron en duda la agresión y la llegaron a calificar de invento.

Ahora vuelve al primerísimo plano de la actualidad por una estruendosa polémica iniciada por un tuit suyo en el que suscribía la intervención de una joven dirigente polaca en la que, básicamente, defendía el nacionalismo identitario para su país y despreciaba con infinita inhumanidad a los inmigrantes. 

Éste fue el tuit de la diputada de Vox por Almería, ya borrado, enlazando con un vídeo de Justyna Helcyk, dirigente de la formación ultra polaca ONR que llegó a defender en público la expulsión de los inmigrantes y la retirada de toda ayuda incluso para comer:

 

 

Ciertamente es un mensaje muy polémico del que ella misma se arrepintió, pues una cosa es defender los valores nítidamente europeos, los mejores del mundo por su defensa de la igualdad, la libertad y la ley; y otra convertir a todos los foráneos en una amenaza para asustar a la ciudadanía y estigmatizar a cualquiera que no tenga el DNI a su juicio correcto. Algo que la joven polaca lleva años haciendo, con intervenciones tan duras pero menos conocidas que la retuiteada por De Meer, como deja claro este ejemplo referido al Islam:

 

 

El caso es que la torpeza de la diputada de Vox ha disparado una campaña contra el partido con la etiqueta #Voxesnazismo e intervenciones como la de Cristina Fallarás en Todo es Mentira, en la cadena Cuatro, en la que llamó reiteradamente "neonazi" a Rocío de Meer sin ningún tipo de límite. Al exceso se le suele responder con exceso, al menos en Twitter, tierra poco abonada a la contención y la palabra precisa:

 

 

El listado de mensajes y memes con la joven dirigente transformada en una "camisa parda" bordea la infamia; y la extensión de esa acusación al conjunto de VOX ha hecho las delicias de sus detractores. Con la inefable ayuda de la propia diputada, que haría bien en enterarse de lo que difunde antes de hacerlo... salvo que de verdad piense como la explosiva e insoportable polaca ultra.

Lo cierto es que Vox ha salido en masa a defender a su compañera, con mensajes de apoyo de la práctica totalidad de sus dirigentes y del propio partido.

 

 

Y lo cierto, también, es que a la afectada no parece haberle dolido en exceso el varapalo sufrido, a tenor de un nuevo mensaje en el que parece insistir, con algo más de decoro formal pero un fondo parecido, en las mismas ideas:

 

 

La polémica está servida y, a buen seguro, no va a aflojar.

Comenta esta noticia