18 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La realidad electoral de España: el centroderecha junto vence a la izquierda

La media de todos los sondeos publicados arroja este resultado por bloques

La media de todos los sondeos publicados arroja este resultado por bloques

El "milagro Sánchez" no existe: su victoria, con datos en la mano, es fruto solo de la división del centroderecha y de la caída de Podemos. Éstas son las cifras que lo demuestran.

El centroderecha acumula el 43,6% de los votos de cara a las Elecciones Generales del 10-N, por un 41.5% de la izquierda, dejando aparte los partidos nacionalistas. Son más de dos puntos de distancia entre PP, Cs y Vox con respecto a PSOE y Podemos, aunque el reparto de esas papeletas y el sistema electoral puede hacer inútil, de nuevo, esa clara victoria electoral por bloques.

Ése es el resultado que se deriva de hacer una media de todas las encuestas electorales publicadas en los últimos días en distintos medios de comunicación de toda España, un experimento realizado por el servicio de Datos de la Agencia Europa Press que demuestra la diferencia existente entre lo que votan mayoritariamente los españoles y la representación que, sin embargo, acaba habiendo en el Congreso y el Senado.

 

Y es la demostración de que la fragmentación del voto en tres siglas en el centroderecha favorece claramente a la izquierda, algo que ya se vio en las pasadas Elecciones Generales del 28A con un fenómeno rotundo: en votos, la suma de PP y Ciudadanos, sin Vox siquiera, hubiese logrado la mayoría absoluta en el Senado, finalmente en manos de PSOE al combinarse la división de los dos partidos rivales y la caída de Podemos.

Individualmente gana el PSOE

Analizado partido a partido, el PSOE volvería a ganar las elecciones generales el próximo 10 de noviembre, el PP crece y se consolida en el segundo puesto, Unidas Podemos podría arrebatar el tercer puesto a Ciudadanos y Vox volvería a quedar quinto y perdería fuerza respecto al 28A, según las últimas encuestas publicadas.

En concreto, la media de los sondeos muestra que el PSOE se mantiene líder y obtendría el 27,7% de los votos, el PP sube respecto a los anteriores comicios y logra el 21% de los votos; Unidas Podemos recupera la tercera posición con el 13,8%; Ciudadanos cae a la cuarta posición con el 13% de los votos y Vox también perdería apoyos respecto a abril al lograr el 9,6% de los sufragios.

 

 

El resumen claro es que el centroderecha gana en votos con holgura a la izquierda española, pero que ésta tiene más sencillo gobernar por al menos tres factores: el fraccionamiento de PP, Cs y Vox hace inútiles muchos votos recibidos; el PSOE se beneficia de la caída de Podemos y del sistema de reparto de escaños consignado por la Ley D'Hont (siempre prima al primero en cada circunscripción y especialmente en el Senado) y, además, tiene a su disposición el apoyo de todos los partidos independentistas en caso de necesitarlo.

Comenta esta noticia
Update CMP