07 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Mar Yuste

    Mar de Amores

    Es más divertido contar la vida de los demás, que la propia. Las venturas y desventuras y, sobre todo, los secretos de nuestros famosos patrios. ¿Qué intentan ocultar? La periodista Mar Yuste nos desvela ese punto de vista “mortal” de nuestras celebrities. Cómo no, tocando esa vena maruja que todos llevamos dentro.

Alejandro Albalá se quita la máscara y canta las verdades crueles para Chabelita

Isa Pantoja y Alejandro ya no se hablan

Isa Pantoja y Alejandro ya no se hablan

Las cosas han cambiado y Alejando ya no es el chico callado y tímido que era. No concedía exclusivas, Isa no le dejaba, pero eso no le ha impedido contarnos unas cuantas verdades dolorosas.

Su historia de amor, su relación, ha sido como el Guadiana. Lo más parecido a lo que vivió el hermano de Isa Pantoja, Kiko Rivera, con la madre de Francisquito, Jessica Bueno, o por lo que Paula Echevarria y David Bustamante han pasado los últimos meses.

Una sucesión de desencuentros y de ir y volver juntos que ha acabado como el rosario de la aurora. Otra pareja rota y, encima, más que enfrentada después de que se filtrarse su matrimonio más allá de nuestras fronteras y de que se echasen las culpas, el uno al otro, sobre quién había dado a conocer la información.

Lo de ser marido y mujer o está todavía solucionado. Los problemas legales que está suponiendo disolver esa unión se están haciendo eternos; aunque, parece, que al final podrían haber encontrado la manera de estampar la firma en los papeles de divorcio. Para tranquilidad, sobre todo, de Isabel Pantoja madre.

Pero queda algo más. Lo dolidos que están y las ganas que tienen de cruzarse mensajitos y de hacerse un poco más de daño en una separación que les ha dejado huella.

Fuera máscara

Alejandro ya no es el que era. Lo que parece haber sufrido al lado de los Pantoja y de los Rivera no se lo devuelve, ni compensa, nadie. Y, por eso, ha dejado a un lado al chico tímido y callado que parecía ser al lado de Chabelita para decir lo que piensa. Bueno él y su madre.

Y es que Paz Guerra, madre de Alejandro, ha hecho gala de su apellido y ha dejado las cosas bien claras. Isa le separó de su hijo y desde que rompieron Paz ha recuperado a Alejandro. Además de considerar que la ahijada de María del Monte era la que mandaba en esa relación y la que decidía por todos lo que se podía, o no, decir y hacer.

Unas palabras que han levantado ampollas y por las que se ha llegado a criticar a Paz. Eso sí, como nos ha confesado en su Stories Alejandro Albalá, su madre es “la puta ama” por las declaraciones que ha hecho. Se reafirma en lo declarado por la ex suegra de Chabelita y, además, reconoce que madre solo hay una. Y él ha tenido mucha suerte.

Además, Alejandro nos quiso recordar que no se debe cambiar nunca tanto por otra persona. Parece que él lo hizo por Isa y ahora se arrepiente. Por eso nos ha aconsejado que “seamos nosotros mismos y no seamos de nadie. La vida es para vivirla y no para comerse la cabeza con nadie.”

Recomendaciones que se suman a su recordatorio de que la frase Testa Cuore (cabeza corazón) es idea suya y que si cierta persona –refiriéndose al tatuaje que luce Isabel con esas mismas palabras- la lleva es porque se la copió. De su tercer tatuaje, un número romano, mejor ni hablar. Pertenece al pasado. Como otras muchas cosas…

Comenta esta noticia