18 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rivera da una bofetada a Sánchez e Iglesias que se escucha en todo Madrid

Albert Rivera, este miércoles en el Congreso valorando la dimisión de Cristina Cifuentes.

Albert Rivera, este miércoles en el Congreso valorando la dimisión de Cristina Cifuentes.

El líder del PSOE telefoneará al de Ciudadanos para sondearle. Pero recibirá esta respuesta: "Quieren ganar en los despachos lo que no han sido capaces de ganar en las urnas".

"Pedro Antonio Sánchez, Chaves y Griñán, Pilar Barreiro y ahora Cristina Cifuentes. Dijimos que vinimos a regenerar la política y la estamos regenerando". Satisfecho con el desenlace de la crisis en la Comunidad de Madrid, Albert Rivera ha sacado pecho de la gestión de su partido, que ha acabado con la dimisión de la presidenta madrileña.

Y de paso, ha frenado en seco las expectativas del PSOE y Podemos, que pese a la renuncia de Cifuentes, siguen decididos a asaltar la sede de la Puerta del Sol con la candidatura de Ángel Gabilondo, si Cs decidiera apoyarla. Pero nada de eso. "Quieren ganar en los despachos lo que no han ganado en las urnas, ha sentenciado Rivera., que garantiza la investidura de un nuevo candidato "limpio" del PP.

Y es que fuentes del partido naranja consultadas por ESdiario, explican además que la dimisión de Cifuentes no va a alterar en ningún caso los ritmos de Cs. No se va a adelantar ni el proceso de primarias ni la designación de sus candidatos. Ni siquiera se confirma desde la dirección que Rivera tenga decidido dar luz verde a las candidaturas de Begoña Villacís e Ignacio Aguado. "En este partido si alguien levanta la mano, habrá primarias", se insiste.

Para la cúpula de la formación naranja, "Aguado está creciendo y ha gestionado magníficamente estas últimas semanas de vértigo". "Y nuestras encuestas van como un tiro. El PP ha decidido suicidarse en Madrid", explican.

Y sobre la estabilidad del futuro gobierno -en Cs se manejan los nombres de Ángel Garrido y Pedro Rollán como presidenciables- se recuerda que los presupuestos ya están aprobados. "Ahora, ley a ley", se subraya.

Desde primera hora de este miércoles, cuando OK Diario difundió el vídeo del año 2011 en el que se puede ver a Cristina Cifuentes retenida tras sustraer dos botes de crema de un supermercado, PSOEPodemos puso en marcha una operación política de mayor calado, presentando la caída en desgracia de la presidenta madrileña como una venganza interna en las filas del propio PP de Madrid y generalizando una presunta trama "mafiosa" que recorre sin exclusión a todos sus principales dirigentes, pasados y presentes.

"Le han enviado una cabeza de caballo en una práctica mafiosa", dijo gráficamente de gira televisiva el secretario de Organización del partido morado, Pablo Echenique. A la misma hora, al candidato in pectore de Pablo Iglesias para las elecciones de 2o19, Ínigo Errejón, le faltó tiempo para convocar a los periodistas en el Congreso de los Diputados para lanzar un mensaje que no iba dirigido a los populares, sino a Ciudadanos.

El mensaje amplificado desde las filas moradas es que ya no es suficiente con la dimisión de Cifuentes y su sustitución por un candidato "limpio". Es necesario tumbar la investidura de ese relevo que ya prepara el PP y llevar a la Puerta del Sol al socialista Ángel Gabilondo, que como adelantó el propio Pedro Sánchez en Cuatro está dispuesto a mantener una candidatura alternativa a la que propongan los populares.

De hecho, la portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, ha avisado a Rivera que apoyar otro presidente del PP en Madrid para sustituir a Cifuentes  le convertirá en "cómplice" de la corrupción.

Todo con el objetivo de que la izquierda disponga de casi un año para "revisar todos los cajones", airear los "dosieres" entre rivales del propio PP y hundir definitivamente las expectativas de Génova en Madrid de cara a las autonómicas de 2019. 

Sin embargo, el propio Albert Rivera -pese a que sus expectativas electorales se han disparado, según sus propios sondeos- ha salido al paso del envite de SánchezÉrrejón para enfriar sus expectativas. 

Comenta esta noticia
Update CMP