30 de mayo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez conoció el "boom" del coronavirus diez días antes y prefirió esperar

La Comunidad de Madrid solicitó que se tomaran medidas más contundentes para contener la epidemia, pero el Ministerio prefirió esperar.

Pedro Sánchez tenía sobre la mesa una petición: ampliar las medidas tomadas para contener la epidemia de coronavirus que se descontrolaba en la Comunidad de Madrid, pero miró para otro lado. Y es que, "durante diez días" el gobierno de Díaz Ayuso insistió en que se pusieran en práctica acciones "más contundentes", según relata El Mundo.

Entre esas medidas se encontraban un refuerzo del personal sanitario, más recursos, un plan de choque para proteger a los mayores y a los enfermos crónicos y posponer las operaciones quirúrgicas y apostar por el teletrabajo.

Sin embargo, no se hizo nada, se negaron a adelantarse a los acontecimientos, permitiendo incluso la manifestación del 8M y ahora se empiezan a notar las consecuencias. La incidencia del virus en la región, es cada vez mayor y la situación se está extendiendo a toda España e incluso el Gobierno ya está en cuarentena después del positivo de la ministra de Igualdad, Irene Montero.

 De hecho, el mismo Pablo Iglesias ha anunciado que participará "a distancia" en el Consejo de Ministros extraordinario de este jueves, que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha convocado precisamente para aprobar un plan de medidas para hacer frente a la expansión del coronavirus.

Por su parte, la ministra de Exteriores, Arancha González Laya ha hecho un llamamiento "a la responsabilidad ciudadana" para que solo se realicen los viajes que sean urgentes: "Si no es urgente viajar, por favor, no se viaje", ha señalado en TVE.

La política, en cuarentena

Y es que, el coronavirus ha afectado de lleno a los poderes del Estado. El Ejecutivo está en cuarentena, a la espera de recibir los resultados de las pruebas diagnósticas y en el Congreso la actividad se ha reducido al mínimo, suspendiendo el pleno de esta semana y a la espera de tomar nuevas decisiones tras el positivo de Ana Pastor.

De hecho, Vox ha pedido a los miembros de la mesa que guarden cuarentena para evitar que los contagios se sigan produciendo y su presidente, Santiago Abascal, ha hecho este jueves un llamamiento a la unidad nacional para afrontar la crisis del coronavirus y ha adelantado que su formación exigirá responsabilidades una vez superada la pandemia.

Así, Abascal ha acusado al Ejecutivo de "irresponsable" y "falto de escrúpulos" por no haber tomado medidas a tiempo, como el control de las fronteras o la prohibición de actos multitudinarios.

Ciudadanos apoyaría unos presupuestos de "emergencia nacional"

Por su parte desde Ciudadanos, Inés Arrimadas ha trasladado su apoyo al Gobierno para que tome "inmediatamente" medidas "contundentes" frente al nuevo coronavirus y ha ofrecido la colaboración de su grupo parlamentario para aprobar unos Presupuestos de "emergencia nacional".

Aún así, cree "evidente" que "se debería haber actuado antes" para atajar esta crisis sanitaria, considera que "no es el momento de reproches" y que lo que toca ahora es "actuar unidos" y "con sentido de Estado".

ERC, por su parte, ha ido más allá y ha decido suspender todos los actos públicos y que las reuniones internas se hagan por videoconferencia para combatir el coronavirus, unas medidas que se suman a las anunciadas el miércoles por el presidente de la Generalitat, Quim Torra, de que los eventos deportivos se celebren a puerta cerrada y los encuentros de más de 1.000 personas se suspenderán o pospondrán.

De hecho, el propio Torra también ha anunciado que participará por videoconferencia en la próxima reunión de presidentes autonómicos con Pedro Sánchez que se celebrará este sábado, para evitar una mayor propagación del virus.

Y es que, en unas pocas horas la pandemia de coronavirus ha tocado de lleno a la política, ya que la incidencia del virus cada vez es mayor y no se tomaron las medidas pertinentes antes de llegar a esta situación. Mientras, los ciudadanos ven como sus rutinas van cambiando a marchas forzadas, según se van tomando medidas cada vez más restrictivas. Y es que esta es la situación en este momento, pero en cosa de minutos todo puede variar.

Comenta esta noticia