El Levante UD se juega el ser o no ser en una jornada de récords

Orriols vivirá un lleno absoluto

Orriols vivirá un lleno absoluto

Con las entradas agotadas desde hace varias horas en Orriols, los granotas buscan alcanzar los 500 puntos en Primera División... además de certificar casi por completo la permanencia.

El mes de mayo suele estar reservado, entre otras muchas cosas, para una vorágine futbolística que acostumbra a definir los contendientes de las finales en el mayor número de competiciones; así como con el objetivo guardar los últimos días del mismo para su respectivas disputas. Pues bien, el Levante ya se ve inmerso, con el mes recién estrenado, en una de ellas. Y es que el partido de mañana sábado en el Ciutat de València, por si fuera poco ante un rival que viene a quemar su último cartucho en pos del mismo objetivo como el Rayo Vallecano, bien puede ser considerado como tal.

Registros de todo tipo acompañan al duelo

El primero lleva precisamente aparejada la trascendencia del enfrentamiento de forma indefectible. Sólo en contadas ocasiones - Valencia, Barcelona o Real Madrid - las taquillas del Ciutat acostumbran a verse obligadas a colocar el cartel de "no hay billetes". Mañana va a ser otra de ellas, ya que desde esta misma mañana se ha venido informando de un agotamiento del papel que propiciará un ambiente de lo más adecuado para que las gradas lleven en volandas al cuadro de Paco López hacia el ansiado objetivo.

Por otro lado, existe una marca que contribuye a analizar la jornada desde otra perspectiva, quizás intentando desdramatizar lo que se prevé resultará un tenso encuentro. Con 499 puntos obtenidos a lo largo de su cada vez más extensa singladura en Primera División, a lo largo de trece temporada y con 474 partidos a sus espaldas, los granotas tratarán de alcanzar - y superar - la cifra redonda de los 500.

133 triunfos y 525 goles han posibilitado que se halle a tiro un registro que no debería de tardar en ser abordado. No existe mejor momento para conquistarlo.

Lluvia de goles... o confirmación de la estabilidad

Ambos contendientes son, con sensible diferencia sobre el resto, los más goleados de la presente competición. Sus respectivos marcos totalizan la friolera de 62 tantos en contra, por lo que se presenta un mediodía de alta producción goleadora a priori. En esta ocasión, los constantes vaivenes que suelen acompañar a los enfrentamientos con el Levante como protagonista cabría añadir el tradicional estilo temerario de los conjuntos dirigidos por Paco Jémez para conformar noventa minutos proclives al frenesí.

Sin embargo, un detalle invita al optimismo granota si es que el hecho de implantar otro escenario de partido resulta ser su pretensión. El cambio de sistema de los dos encuentros previos ha terminado por dar sus frutos ante Betis e incluso Barcelona en lo que al trabajo de contención se refiere. El 4-1-4-1 que Paco López ha instaurado permite que un hombre, en este caso Nikola Vukcevic, guarde las espaldas a sus medios más ofensivos para sostener en mayor grado al conjunto. Tal vez esa ocupación más racional de los espacios pueda, en alguna medida, ayudar a que la jornada en Orriols no sea tan de infarto.

 

Comenta esta noticia
Update CMP