09 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Núñez arrincona a Page y su “sarta de mentiras” y promete reactivar la región

El debate sobre el estado de la región en Castilla-La Mancha fue escenario del estreno como jefe de la oposición del nuevo presidente del PP, que exhibió un discurso fresco y contundente.

El primer cuerpo a cuerpo entre Emiliano García-Page y Francisco Núñez en el Parlamento de Castilla-La Mancha, con motivo del Debate sobre el Estado de la Región, no defraudó y sirvió, ante todo, para constatar el discurso renovado del nuevo barón de PP en una de las primeras Comunidades donde el socialismo ensayó la conquista del poder aliándose con Podemos.

Así, frente al discurso repetitivo del presidente castellano, sacando pecho de su política social y su alineamiento con los planes de Estado; Núñez exhibió agilidad  y soltura para recordar las promesas incumplidas, así como entusiasmo para ofrecer a los castellano-manchegos una alternativa ilusionante de Gobierno.

 

Francisco Núñez, momentos antes de comenzar el debate sobre el estado de la región.

En el largo discurso de García-Page (más de dos horas y media) despuntó sobre todo el enunciado de cuatro grandes pactos al resto de formaciones políticas para unir fuerzas de cara a blindar una postura común de región en temas como el agua, el fomento del empleo para estudiantes, finiquitar el proyecto del Almacén Temporal Centralizado (ATC) de residuos nucleares de Villar de Cañas (Cuenca) y la financiación autonómica.

El tono de precampaña se advirtió en las palabras del presidente, lo mismo que en las de Núñez, que fue directo en su intervención a denunciar “la sarta de mentiras” de García-Page. Y empezó por la más flagrante: prometió que no pactaría con Podemos y lo incumplió, por lo que no está “habilitado” para gobernar Castilla-La Mancha.

Pero además el nuevo líder del PP castellano-manchego acuso a Page de haber incumplido el 70% de sus promesas electorales. Enarbolando el programa con el que se presentó el socialista en 2015, Núñez aseguró que de 820 propuestas “ha dejado sin cumplir 555”. Por ello le endosó un “muy deficiente” de nota en la gestión de la Junta de Castilla-La Mancha.

“Su palabra no tiene valor en esta tierra” le espetó, “porque se ha dedicado a abrazar a Podemos y a Pedro Sánchez”.

Y tras arrinconar al presidente y desmontar su “monólogo del Club de la Comedia”, el nuevo jefe de la oposición lanzó una batería de propuestas centrada por una parte en una rebaja general de impuestos y, por otra, en el lanzamiento “un plan especial de apoyo a los autónomos y al pequeño empresario rural, con financiación de Castilla-La Mancha, o líneas de apoyo para la artesanía local”.

“Se pueden poner en marcha desde mañana, para poder fijar la población. Usted no ha hecho nada para frenar la despoblación de Castilla-La Mancha”, criticó.

El nuevo presidente del PP animó a sus convecinos “a no perder la esperanza” y se comprometió desde la tribuna de la cámara autonómica en Toledo a recuperar el orgullo de la región. “Yo quiero gobernar esta tierra en coalición, pero con los castellanomanchegos”, ha dicho, “y no con un partido extremista y radical, como es Podemos”.

Comenta esta noticia
Update CMP