27 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El director de Telemadrid moviliza al personal contra Ayuso y no le sigue nadie

A la protesta alimentada por José Pablo López (izquierda) acudieron diputados del PSOE y de Podemos, pero apenas trabajadores y ningún ciudadano

A la protesta alimentada por José Pablo López (izquierda) acudieron diputados del PSOE y de Podemos, pero apenas trabajadores y ningún ciudadano

José Pablo López instiga una manifestación que llegó hasta la Puerta del Sol pero se encuentra con un rotundo fracaso: apenas 100 personas atendieron a sus sindicatos.

Durante toda la semana, la propia Telemadrid había publicitado la convocatoria de una manifestación en defensa del servicio público que, según su director general y el Comité de Empresa, estaba en peligro por culpa de la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso.

Y llegado el día, este sábado, un reportero desplazado por la televisión autonómica pretendía narrar en los Telenoticias el éxito de la marcha, que comenzaría en la plaza de Jacinto Benavente y culminaría, de manera nada casual, en la Puerta del Sol, donde Ayuso tiene su despacho.

Pero ni esa agitación fue suficiente para convencer a nadie. Ni siquiera a los trabajadores de Telemadrid, que ignoraron de manera abrumadora el llamamiento a la protesta. No digamos los madrileños, supuestos damnificados de todo. Apenas un centenar de personas, en su mayor parte liberados sindicales o miembros de las centrales, se personó este sábado en la marcha.

 

La imagen, según testigos presenciales, fue bien triste. Nadie sabía que hacía allí ese pequeño grupo de personas y nadie percibía una amenaza que, en realidad, no existe: aunque la convocatoria obedecía a supuestas presiones a la empresa pública y a la necesidad de dotarla de más recursos; en realidad lo que ocurre es que la Comunidad de Madrid no ha dado el visto bueno a la incorporación de más personal próximo a los sindicatos.

Y tampoco va a seguir dando barra libre a José Pablo López, hasta ahora plenipotenciario para gastar, contratar y elegir qué y quién lo hace todo en una cadena pública que no consigue el favor del público y se mantiene en audiencias similares a las de hace años.

Los melodramáticos carteles que portaban los manifestantes lo decían todo del pulso que la Dirección General lleva librando contra Ayuso desde que tomara posesión; y de la sintonía de un Comité de Empresa que debió haberse renovado hace ya ocho años.

"Queremos informar, no manipular", "Mucho abuso lo de Ayuso" o "El pueblo informado no será manipulado" con algunas de las consignas que han coreado los manifestantes, que portaban carteles con lemas como "La información, tu derecho" o "Dejadnos trabajar", según publicita la propia web de Telemadrid.

Lo curioso es que una parte del Gobierno, la de Ciudadanos, sí compra el argumentario que no suscribe ni la plantilla ni desde luego los madrileños. A la marcha acudió Ricardo Megías, diputado naranja, en nombre de Ignacio Aguado, de quien se dice que respalda a López para obtener a cambio un trato exquisito en la pantalla autonómica.

Tal vez viendo que el Director General acumula cada vez más escándalos y que la gente no respalda sus ataques a la Comunidad de Madrid, eso cambie. De entrada ya, Megías no suscribió los mensajes apocalípticos de los presentes. Todo lo más, aceptó la existencia de "fallos en la coordinación y la gestión".

Si Cs cambia de criterio y deja de respaldar al caprichoso López, quizá sus días hayan acabado o, al menos, se empiece a cumplir con la Ley en Telemadrid, por ejemplo para celebrar Elecciones sindicales.

Comenta esta noticia