30 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La casta sindical de Telemadrid y su rentable pacto de silencio con el director

José Pablo López.

José Pablo López.

Nadie se atreve con los miembros del Comité de Empresa de la cadena pública. Y José Pablo López menos que nadie. Le conviene tener a la élite de los liberados de su parte.

La escena tiene lugar en un conocido pub de la avenida de Europa, donde los “ricos” de Pozuelo de Alarcón toman sus copas a precio de oro. El pub está a pocos kilómetros de Telemadrid. La escena la presencia alguien ajeno a la cadena pública madrileña, pero las voces llaman su atención y pregunta por los presentes.

Son las siete de la tarde de un miércoles laborable y un grupo de personas lleva -según afirman- desde antes de las dos la tarde -más de cinco horas- “poniéndose ciegos” (expresión literal en voz alta de uno de ellos) a cervezas y whisky. Dos de ellos están bastante “afectados”, según el testigo.

El grupo resulta estar formado por varios miembros del Comité de Empresa de Telemadrid, entre ellos, su presidente, Luis Lombardo, de CCOO. Hay también sindicalistas de UGT y CGT. Las risotadas y el vocerío llegan hasta la calle.

Una persona se acerca al grupo y comienza a hablar con ellos de manera aparentemente amistosa y sonriente. Al parecer, se trata de una extrabajadora de la cadena que reconoce a sus antiguos compañeros y se acerca a saludarles. Uno de los sindicalistas la emprende contra ella por razones desconocidas. El presidente del Comité de Empresa parece, desde la distancia, por los gestos, pedirle educación, pero el sindicalista continúa con su actitud verbalmente violenta contra la excompañera, jaleado por otros de los presentes, hasta el punto de tener que sacar a la mujer del local para evitar que siguieran molestándole.

Tras su marcha, los miembros del Comité de Empresa siguieron tomando copas en el pub… en un miércoles laborable y en horario de trabajo.

Sindicalistas “bunkerizados” en el Comité de Empresa. Desde 2011, no convocan elecciones sindicales

El Comité de Empresa de Telemadrid está estos días en entredicho. Este martes, Partido Popular, Ciudadanos y Vox en la Asamblea de Madrid le pidieron que convoque, de una vez, elecciones sindicales. Solo a ellos les compete, pero se niegan. Las últimas fueron en 2011.

CCOO, UGT y CGT, que copan el Comité, lo justifican en que el ERE de 2013, de hace siete años, alteró la plantilla.

A día de hoy, Radio Televisión Madrid cuenta con 550 personas en plantilla y debería tener, como representación legal de los trabajadores, a 17; pero tiene el doble. 32 sindicalistas siguen ocupando esos puestos. Es casi el 6% de la plantilla. Una cifra desorbitada. El director general de Telemadrid, José Pablo López Sánchez, reconoció este martes en una comparecencia en la Asamblea de Madrid que muchos de ellos no tienen “trabajo efectivo”, pese al aumento notable de la plantilla y de los contratados durante su mandato.

El pacto de complicidad y silencio de José Pablo López con los sindicatos

Desde la llegada, hace dos años, de José Pablo López Sánchez a la Dirección General, la plantilla de RTVM ha crecido en 200 personas (y los gastos de personal en varios millones de euros).

“Prácticamente todos han entrado por indicación de los sindicatos”, aseguran fuentes de Telemadrid a ESdiario. “Hay compañeros que iban contando que volvían a la casa antes, incluso, de que se cerrara la convocatoria pública de plazas para su puesto”.

Fuentes próximas a Telemadrid afirman que CCOO, UGT y CGT pactaron con López Sánchez, a su llegada, en 2017, “meter de nuevo, poco a poco, a su gente despedida en el ERE para asegurarse un censo electoral favorable y sus puestos en el Comité de Empresa”.

A cambio, los sindicatos garantizaron a López Sánchez apoyo a su gestión, silencio sobre la misma y paz social. “Por eso, no han dicho nada sobre los escándalos de los falsos autónomos u ocultan los contratos en fraude de ley”.

Y, por eso, según las mismas fuentes, los sindicatos no convocan elecciones. “Porque no han podido aún colocar a toda su gente. Si las convocaran hoy la mayoría de los actuales sindicalistas tendría que irse”. Solo hay 17 puestos y, además, un nuevo grupo, el Sindicato Independiente (SI), ha aparecido en escena.

El “chollo” de ser liberado sindical en Telemadrid

Fuentes próximas al SI reafirman que “tienen bloqueadas las elecciones sindicales, con la anuencia del director general, para mantener el chollo personal en el que han convertido ser liberado sindical o del Comité de Empresa de Telemadrid”. 

Y ponen dos ejemplos actuales (“podrían ponerse muchísimos más -matizan- a lo largo de 30 años de historia de Telemadrid”). El de Mariano Rivero, de UGT, y el de Carmen Rivas, de CCOO. 

A uno de los liberados sindicales se le conoce como el 'OVNI' porque nadie le ve

Rivero es conocido en la empresa como “el OVNI” porque desde hace 30 años “nadie le ha visto en su puesto de trabajo; solo sabemos que existe”.

Pasa lo mismo con Carmen Rivas, que no trabaja de forma efectiva como redactora de Informativos en Telemadrid… desde 1993. Ahora la han reincorporado, casualmente, justo meses antes de jubilarse y justo antes de la comparecencia de José Pablo López en la Asamblea para informar sobre el número de liberados.

Rivero y Rivas llevan como liberados sindicales, de acuerdo a la ley, más de un cuarto de siglo. Más de 25 años sin pisar Telemadrid, pero cobrando de la misma sueldos entorno a los 45.000 euros.

A los más veteranos de Telemadrid, nada les sorprende en lo relativo a los sindicatos. En 30 años de historia, lo han visto casi todo, como de muchos directivos y periodistas.

Preguntado uno de esos veteranos por la escena del Comité de Empresa tomando copas, un miércoles, en un pub de Pozuelo… que le relató, precisamente, un amigo suyo… responde haciendo memoria.

Y recuerda que Isabel Linares, siendo DG de Telemadrid entre 2007 y 2011, “tuvo que prohibir el alcohol y las cervezas en la cafetería de la tele porque, especialmente, los viernes el espectáculo de botellas, griterío e, incluso, borracheras era vergonzoso para un centro de trabajo”. El asunto provocó la protesta del Comité de Empresa.

Comenta esta noticia
Update CMP