20 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El avance del PIB se frena al 2,5% tras crecer un 0,6% en el segundo trimestre

El parón del consumo ha bajado tres décimas la tasa interanual y deja la subida del PIB dos décimas por debajo de la previsión del INE de finales de agosto, que predecía un 2,7%.

Debido a la revisión de la Contabilidad Nacional Anual de España, se han revisado las series desde el primer trimestre de 2015. Uno de los datos revisados ha sido el del primer trimestre de este año. Inicialmente se calculó un crecimiento trimestral del 0,7% para el periodo enero-marzo. Una vez revisados los datos, esta tasa se ha rebajado al 0,6%.

De este modo, con la serie revisada en la mano, el PIB mostró tanto en el primer trimestre del año como en el segundo un crecimiento similar, del 0,6%. En cambio, la tasa interanual del primer trimestre se ha revisado una décima al alza, desde el 2,7% al 2,8%. De ahí que la desaceleración en el ritmo interanual del crecimiento económico haya sido de tres décimas en el segundo trimestre, al pasar del 2,8% al 2,5%.

Con el repunte interanual del 2,5% registrado en el segundo trimestre del ejercicio, la economía española acumula 18 trimestres consecutivos de tasas interanuales positivas, mientras que con el avance trimestral del 0,6% se acumulan 19 trimestres consecutivos de alzas.

La demanda nacional aportó 3,3 puntos al crecimiento del PIB interanual en el segundo trimestre, dos décimas más que en el trimestre anterior, en tanto que la demanda externa restó ocho décimas al crecimiento, cinco décimas inferior a la del trimestre anterior.

El PIB a precios corrientes se situó en el segundo trimestre en la cifra trimestral récord de 300.193 millones de euros, superando por primera vez la barrera de los 300.000 millones de euros.

La renta nacional bruta creció un 0,8% respecto al primer trimestre, siete décimas más que en el trimestre precedente, mientras que la renta nacional bruta disponible avanzó un 0,9%, nueve décimas más que entre enero y marzo. En valores interanuales, la renta nacional bruta creció un 3,4%, cuatro décimas menos que en el trimestre anterior. También la renta nacional bruta disponible desaceleró su crecimiento interanual, desde el 3,9% al 3,5%.

Baja el consumo y el empleo se ralentiza

Dentro de la partida del consumo, el de los hogares moderó ocho décimas su crecimiento anual, hasta el 2,3%, mientras que el de las instituciones sin fines de lucro avanzó 1,6 puntos menos que en el trimestre anterior, hasta el 2%. Por su parte, el gasto de las administraciones públicas desaceleró su aumento anual cinco décimas, desde el 2,4% al 1,9%.

Por su lado, la inversión registró un crecimiento interanual del 7,7%, porcentaje casi cuatro puntos superior al del trimestre anterior, tras ampliarse el repunte interanual de la inversión en vivienda y construcción 1,3 puntos, hasta el 7%, y dispararse el ritmo de crecimiento de la inversión en maquinaria, bienes de equipo y sistemas de armamento desde el 1,9% al 11,1%.

Por contra, la industria, la construcción y los servicios moderaron sus tasas de crecimiento interanual en el segundo trimestre: la primera desde el 2,6% al 2,5%; la segunda, desde el 7,4% al 7,1%, y los servicios, desde el 2,5% al 2,3%.

En cuanto al empleo, el INE asegura que esta variable, medida en términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, creció entre abril y junio un 0,8% respecto al trimestre anterior, tres décimas más que en el trimestre anterior.

En tasa interanual, el empleo registró un avance del 2,5%, una décima menos que en el trimestre anterior, lo que supone la creación neta aproximada de 441.000 empleos equivalentes a tiempo completo en un año.

Comenta esta noticia
Update CMP