12 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Casado recoloca a Maroto en el Senado en el lugar de un Cosidó achicharrado

Casado junto a García Egea y Maroto.

Casado junto a García Egea y Maroto.

El número tres del PP, que se quedó sin escaño en el Congreso, será senador por designación de las Cortes de Castilla y León a pesar de la oposición del PPCyL. Apunta a probable portavoz.

Pablo Casado ha hecho una jugada a dos bandas en el Senado para recolocar a Javier Maroto, que se quedó sin escaño en el Congreso el 28-A, y a su vez quitar de en medio a Ignacio Cosidó, hasta ahora portavoz del partido en la Cámara Alta y totalmente calcinado tras el escándalo de la operación Kitchen. 

Maroto, vicesecretario de Organización del PP, será propuesto por el grupo parlamentario popular en las Cortes de Castilla y León como senador por representación autonómica. El Estatuto de Castilla y León establece como requisito ser ciudadano de la Comunidad pero no necesariamente diputado regional, de ahí que la vía de entrada sea Castilla y León y no Madrid, donde reside el vitoriano. 

No obstante la operación ha tenido la oposición frontal del presidente del PPCyL, Alfonso Fernández Mañueco, pero la presión de Génova ha sido tal -según reconocen fuentes de la formación castellano y leonesa- que no le ha quedado más remedio que aceptar la imposición.

Casado tiene planes más ambiciosos para Maroto, uno de sus dos hombres de la máxima confianza, junto con Teodoro García Egea. Todo apunta a que el número tres del partido será el nuevo portavoz del PP en la Cámara Alta, en sustitución del propio Cosidó, que este jueves se despedía así:

 

Lo irónico es que en su día Maroto insistió en ser el número uno al Congreso por Álava, a pesar de que las perspectivas electorales allí no eran buenas (como después se vio) y de que suponía que el también director de la campaña electoral -la de las generales- se batiera el cobre por un escaño. Casado quiso que fuera en la candidatura por Madrid, pero no consiguió convencerle. 

Será la Junta Directiva Nacional del PP la que tenga que ratificar los nombramientos de los nuevos portavoces en el Congreso y el Senado, pero ésta aún no ha sido convocada ni tal vez lo sea hasta septiembre. 

Tanto Casado como García Egea han explicado que la Junta se reunirá una vez que esté garantizada la investidura de Isabel Díaz Ayuso en Madrid y Fernando López Miras en Murcia, puesto que el máximo órgano entre congresos también deberá aprobar los acuerdos de gobierno regionales.

Comenta esta noticia
Update CMP