14 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Alemania, Suecia o Austria impedirán otros 6 meses el tránsito libre

Alemania seguirá otros seis mese con un 'muro' legal a la inmigración. Otros cinco países de la UE harán lo mismo, mientras al resto se les sugiere una alternativa: más control policial.

La Comisión Europea acaba de proponer autorizar, sin hacer demasiado ruido, la última prórroga de seis meses posible para los controles sistemáticos que varios países del espacio Schengen reintrodujeron en sus fronteras interiores hace ya casi año y medio, con el objetivo de reducir la presión migratoria sobre su territorio.

Con ello, Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia y Noruega podrán seguir aplicando los controles sistemáticos durante un plazo adicional de seis meses a contar a partir de este mes mayo y hasta el próximo otoño, fecha en que caduca el actual permiso.

Sin hacer el ruido de Le Pen, lo cierto es que Merkel ha variado su política para frenar la entrada libre a Alemania

Se trata de la última prórroga posible, por lo que el Ejecutivo comunitario ha llamado a los cinco países afectados a poner en marcha todas las medidas "alternativas" posibles, con el fin de permitir una retirada "progresiva" de la vigilancia actual.

El comisario de Interior e Inmigración, Dimitris Avramopoulos, ha justificado el apoyo al nuevo plazo en que no se dan aún todas las condiciones para recuperar la normalidad en el espacio Schengen, pese a que se han dado pasos importantes para estabilizar la situación. Aunque no ha explicado qué distingue a esos países del resto y cuáles serían las consecuencias de que todos los socios de la UE aplicaran la misma medida.

Bruselas cree que los países que aplican controles sistemáticos siguen enfrentándose al riesgo de "movimientos migratorios secundarios", de inmigrantes irregulares que tratan de cruzar la Unión Europea para llegar hasta un Estado miembro concreto.

La UE da permiso a 5 países para el control fronterizo; al resto les sugiere más vigilancia policial

El número de inmigrantes irregulares y de demandantes de asilo llegados a Grecia sigue siendo "importante" y es necesario "acelerar" los procesos de registro y tramitación de peticiones de asilo y "aumentar los traslados" al resto de países de la UE, en el marco del programa europeo para repartir la carga de la acogida.

La Comisión Europea también ha pedido mayores esfuerzos a los gobiernos nacionales a la hora de aportar los efectivos y medios necesarios para que el nuevo cuerpo europeo de fronteras y guardacostas esté "plenamente operativo" cuanto antes.

Visto bueno de los 28

Para que Alemania, Austria, Dinamarca, Suecia y Noruega puedan acogerse a la última prórroga posible que les ofrecen los reglamentos, es necesario aún que los Veintiocho den su visto bueno a la propuesta, antes de que expire la prórroga actual el próximo mayo. En concreto, la medida está dirigida a la frontera terrestre de Austria con Hungría y Eslovenia; a la de Alemania sólo a su linde con Austria y a la de Dinamarca en sus puertos con enlaces de transbordadores a Alemania y su frontera terrestre con este país.

 

Campo de refugiados tipo de ACNUR en el centro de Europa

 

También Suecia y Noruega podrían alargar en el tiempo los controles que llevan a cabo en sus puertos. El Gobierno sueco ha indicado en un comunicado que prevé retirar los controles de identidad en los pasos de Dinamarca a Suecia y reforzar otros para compensar la supresión de los primeros.

Más control policial en toda la UE

Mientras, la Comisión Europea ha apostado por una vigilancia policial más exhaustiva en el territorio comunitario, incluidas sus lindes internas, como alternativa más efectiva que los controles en fronteras internas. "Recomendamos a todos los Estados miembros del espacio Schengen hacer un uso más efectivo de controles policiales proporcionados, incluido en los controles de frontera, para luchar contra las amenazas del orden público y la seguridad interior", ha resumido el Ejecutivo comunitario.

Bruselas destaca que los controles policiales permiten una vigilancia más flexible, capaz de adaptarse más fácilmente a la amenaza cambiante. Por ello, desde los servicios comunitarios piden a los países que antes de optar por aplicar a largo plazo controles fronterizos elijan reforzar la vigilancia policial.

 

Comenta esta noticia
Update CMP