20 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La trama de Villar implica de lleno a un exalto cargo del PSOE con Rubalcaba

Rafael Cortés Elvira, exsecretario de Estado para el Deporte con el PSOE.

Rafael Cortés Elvira, exsecretario de Estado para el Deporte con el PSOE.

La red tejida por el presidente de la RFEF durante tres largas décadas de reinado se extendía por toda España. Las conversaciones transcritas por los investigadores son escandalosas.

Las investigaciones de la Guardia Civil reflejadas en el auto de prisión del juez Santiago Pedraz contra el presidente de la RFEF, Angel María Villar y su hijo Gorka, siguen deparando sorpresas. Al margen de algunos pinchazos telefónicos nada gratificantes, el magistrado de la Audiencia Nacional ha situado a un exalto cargo del PSOE en el epicentro de la trama fraudulenta que habría dilapidado más de 50 millones de euros.

El auto del juez Pedraz en la operación Soule también revela la existencia de una "vinculación clientelar" entre el Grupo Santa Mónica (GSM), que gestionó los derechos de la selección nacional de fútbol, y la RFEF, en la que incluye a Rafael Cortés Elvira, que fue secretario de Estado para el Deporte con el PSOE entre 1993 y 1996, cuando Alfredo Pérez Rubalcaba era el ministro de Presidencia del Gobierno de Felipe González.

Sostiene el auto que personal de la Federación cobraba al unísono de esta sociedad y de la propia federación española. Y entre ese personal apunta a María Elena Herrero, la esposa de Cortés Elvira, que es la jefa de los servicios médicos de la Real Federación Española de Fútbol, según revela este viernes la SER.

Pedraz da por probado que la empresa de Cortés Elvira cobró de GSM un total de 1.500.000 euros, y que el exsecretario de Estado para el Deporte es además socio de Mónica Han Cho, esposa de Gorka Villar, en una empresa cuyo domicilio social se encuentra en una vivienda de la familia Villar. Los investigadores añaden que la resolución del contrato con GSM, provocó un perjuicio de 51.746.000 millones de euros al fútbol español.

El auto también concluye que Ángel María Villar, quien además es vicepresidente de la FIFA, utilizó sus influencias con distintas federaciones internacionales de fútbol para que contratasen a su hijo por servicios de asesoramiento o por partidos de la selección española de fútbol.

El escrito del juez Pedraz detalla que Gorka Villar ganó más de 500.000 euros con partidos amistosos de la selección con Corea, Argentina, Colombia, Chile, México, Oceanía y Venezuela. 

Comenta esta noticia
Update CMP