¿Por qué se vendió el Valencia CF?: La culpa del gato escaldado o del agua fría

Tras años denunciando que la venta del Valencia CF a Peter Lim fue un hecho que el valencianismo iba a lamentar, no me queda más remedio que utilizar la maldita frase... "ya te lo dije". 

El Valencia se encuentra en un encrucijada incierta y el menos culpable de todos, aunque parezca paradójico y contra corriente, es el propietario, Peter Lim. Meriton nunca engañó al comprar, las mentiras las dijeron quienes vendieron.

Peter Lim tiene la culpa de una pésima gestión al situar al frente del club a gente que desconoce el negocio, la idiosincrasia del pueblo valenciano y mucho menos de una sociedad que es más que un sociedad o un club, es un sentimiento, una forma de vivir... Por ello Anil, el último encargado que ha puesto Meriton al frente de una entidad centenaria y prestigiosa, ha tenido el poco acierto de hacer una carta abierta plena de prepotencia, medias verdades, mentiras e inexactitudes.

Por no acertar no ha dicho bien ni el dicho "del gato escaldado del agua fría (sic) huya"... -puto traductor, diriamos en el whatsapp, aquí lo pagará poca ropa, el traductor del texto escrito en inglés por Anil. Como le gusta sentenciar al presidente, "es lo que hay".. Si lo quieres lo tomas, si no, lo dejas. Ya saben, si el  Valencia pierde los culpables son los presidentes anteriores y si gana Mériton es el rsponsable, como cuando recordó el triunfo ante el Ajax, con una foto de Celades, ya destituido, y el ya famoso lema..: Propietario: Mériton Holdings

Gracias Amadeo, gracias Aurelio... Y es que si algunos de los que vendieron el Valencia tuvieran vergüenza tendrían que autoimponerse orden de alejamiento de Mestalla y ni cruzar el puente del Real del jardín del Turia tras el latrocinio cometido.

Anil ha llegado a un nivel de desconexión con la afición que nunca antes en la historia había ocurrido y mira que hemos padecido presidentes torpes. Mandar callar a Mestalla  y la carta abierta son los signos de una gestión en decadencia. 

Anil, aunque no eres el primer presidente que lleva guardaespalda, los aficionados del Valencia no se han comido a nadie, sólo desalojan del palco, desde el cual pediste silencio creyéndote un emperador romano, al que le engaña y destroza la ilusión

La última de este presidente que en cualquier momento será destituido por Lim -es el consejo de Kim Koh al propietario antes de cumplir su deseo de abandonar el club- es que se ha puesto guardaespaldas armado -ver foto de Levante EMV- por las amenazas en redes de aficionados, según el diario valenciano... Anil, los aficionados del Valencia no se han comido a nadie, sólo desalojan del palco, desde el cual pediste silencio creyéndote un emperador romano, al que le engaña y destroza la ilusión, aunque no eres el primer presidente que lleva guardaespaldas. Hasta tres que yo sepa lo hicieron,  ni en eso eres líder. Pero Meriton no ha engañado más que a los  recibieron de forma paleta con tifos y pancartas... "welcome", "Lim te queremos"... jaleados por la prensa que ahora les pide que se vaya y por el departamento de agitación y propaganda que tenía el club.

Engañó quien dijo que con la venta del Valencia se iba a realizar la mayor y más importante transacción de la historia del fútbol. Mintió quien aseguró que el estadio estaría acabado en el centenario, marzo de 2019 -de momento seguimos acumulando gatos en una ruina que es la vergüenza de la ciudad de Valencia-.

Los culpables de los que actualmente se padece en el Valencia CF son lo que vendieron el club sin asegurar su futuro ¿o es que les daba igual que no se acabara el campo?

Defraudó a la afición quien dijo que este equipo iba a diseñarse para ganar la Champions -"corrígeme si no es asi, Amadeo", le dijo Aurelio Martínez presidente de la Fundación a Salvo, presidente del club, mientras justificaba la venta del club de miles de valencianos- y el presidente prometió que nunca se volvería a necesitar vender a sus jugadores, que el club que quisiera comprar debería venir pagando la cláusula (hemos regalado o traspasado, por recordar algunos, desde entonces a jugadores como Banega, Jonas, Bernat, Soldado, Alcácer, Otamendi, Cancelo, André, Parejo, Coquelin, Ferran... algunos que se fueron mejor o peor pagados pero por puro negocio, lo único que ha movido a esta sociedad desde su venta, sin engaños, nunca vinieron a algo diferente..-. Entre salidas y entradas casi se han movido 800 millones de euros... ahí está la realidad. Nunca hubo un proyecto de cantera, se dijo que no se irían más jugadores del fútbol base... falso. Los culpables de los que actualmente se padece en el Valencia CF son lo que vendieron el club sin asegurar su futuro ¿o es que les daba igual que no se acabara el campo?

 

La deuda se ha doblado desde la compra del club,  según los números que en la asamblea-mitin dio Aurelio Martinez el Valencia tenía una deuda menor de 300 millones, y según lo que allí dijo al quinto año sería solo de 28, pasado ese tiempo, seis años después, es de casi 600, números del último balance -ahora debe ser peor tras una temporada desastrosa- y como reconoce el presidente de Valencia en una penosa carta abierta al valencianismo hay que vender jugadores para evitar la quiebra...

Anil fresa su carta de inexactitudes, está muy mal asesorado y los que le rodean tienen más miedo a que los tiren a la calle -alguno lo merece sólo por pelota- que a decirle la verdad de lo que pasa. Es verdad que en marzo de 2009 el club estaba financieramente muerto, con una deuda similar a la actual y un estadio con las obras parada.

Meriton no ha engañado más que a los  recibieron de forma paleta con tifos y pancartas... "welcome", "Lim te queremos"... jaleados por la prensa que ahora les pide que se vaya y por el departamento de agitación y propaganda que tenía el club

En 2008, Juan Soler se va arruinado y tras alcanzar la deuda histórica del club, con una pésima gestión durante cinco años -se lo que digo porque viví desde dentro el último año y aquello era la locura, comprando jugadores por 18 millones de euros cuando se sabía que en 2009 no se iba a poder pagar lo sueldos, como así ocurrió ya con Soriano de presidente, que puso sueldos de millonarios a sus ejecutivos pero al mismo tiempo tuvo el deshonor de parar las obras de Mestalla y de estar unos meses sin pagar la nómina, algo que no ocurría desde los años previos al descenso a Segunda en los 80. Por cierto, el vicepresidente de Soriano era Miguel Zorio, el mismo que encabeza ahora Marea Valencianista y quiere ser líder de la oposición, el mismo que en la junta general de finales de 2008, recién entrado al club, dijo que la parcela de Mestalla estaba vendida y enseñó un papel, supuestamente el documento de venta, que tan solo era, como se pudo saber después, un acuerdo o permiso para vender la parcela con la empresa Noos -¿les suena? sí, la de Urdangarín y Diego Torres, ambos condenados y encarcelados, y para los  que la agencia de Zorio, Lobby Comunicación, trabajó en diversos eventos hechos en Valencia, aunque nunca estuvo ni investigado en el caso tras colaborar con el fiscal del caso Noos... no hay más preguntas señoría...-.

Tras este dislate, Bancaja, con Olivas todavía de responsable, decide buscar a Manuel Llorente para que el club inicie un periodo de regeneración, con ventas de jugadores y ajustes económicos pero con resultados deportivos, pues el equipo se clasifica tres años seguidos para la Champions con Unai.

Lo que no cuenta Anil, ni Salvo y mucho menos Aurelio Martínez -¿por qué te metiste?- es  que la deuda bajó, como se reconoce en la asamblea de Mestalla en 2014, de 549 a menos de 300 y existía un plan de refinanciación de la deuda, confirmado por Bankia, pero había dos problemas: Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, quería acabar el nuevo Mestalla para antes de las elecciones, que iba a perder, para tener algo que inaugurar; y Llorente en una reunión le dijo que primero refinanciar y bajar la deuda, para lo que es clave seguir en Champions y, luego, le prometía el estadio -al salir de aquella reunión el consejero que acompañaba a Llorente y que conocía bien a Rita le dijo "Manolo, estamos muertos"..

y ahí apareció Salvo, diciendo yo tengo la solución, tomo la presidencia y hacemos la mayor venta para que el club sea campeón de la Champions y acabe con las tensiones de tesorería...

Y así fue, se buscó a Amadeo Salvo para colarlo en la Fundación y que hiciera el trabajo de acabar el estadio-; y el otro problema era que la Generalitat quería quitarse el aval que tenía sobre el dinero prestado a la Fundación del Valencia para la ampliación de capital que en su día evitó la compra de Soriano y Dalport, y Bankia se asustó cuando, ese dinero que no estaba asumido por el llamado banco malo, un tribunal dijo que el aval de la Generalitat no era correcto, había que quitarse el problema y ahí apareció Salvo, diciendo yo tengo la solución, tomo la presidencia y hacemos la mayor venta para que el club sea campeón de la Champions y acabe con las tensiones de tesorería... Llorente dimitió, la Generalitat puso en la Fundación a Federico Varona, que tras ver cómo funcionaba su patrono Amadeo Salvo y ser una persona de orden dijo esto no es para mí, y llegó el momento de juntarse el hambre con las ganas de comer..

Apareció Aurelio Martínez, quizás la persona que más cargos ha tenido en su dilatada carrera, que nunca ha ganado unas elecciones y que menos méritos se le recuerda. Aurelio llega con el apoyo de Ayuntamiento y Generalitat, del PP, pese a él haber sido cargo del PSOE en muchos organismos, ahora está en el puerto de Valencia designado por Ximo Puig. Aurelio fue presidente porque antes personas de reconocido prestigio y solvencia profesional e intelectual, como Felipe Guardiola, y luego Juan Martín Queralt, dijeron que no -Queralt dice no a Rita, según me cuenta él mismo, junto a  Aurelio, los dos renuncian al honor y al salir de la reunión, Aurelio, repito, según me cuenta Juan Martín, le reitera que él ni loco se mete ahí... un día después aceptaba el cargo-. Y aquí empezó todo... el mal del Valencia...

Aunque les parezca largo es el resumen de un proceso de venta que genera esta actual situación y que  responde a muchas preguntas del porqué se vendió la sociedad civil más importante y porque llegó Meriton -empresa de Lim que con Llorente, y también de la mano de Mendes, estuvo auditando el Valencia en época de Llorente por que quería comprarlo, y una tal Lay Hoon, ¿les suena?, lo descartó tras ver lo que había-, pero todo esto también provoca muchas preguntas que desde la 99.9 Valencia Radio llevamos haciendo más de seis años, algunas respuestas se intuyen, pero ya es hora que los protagonistas respondan. Llorente hablará en los próximos días y seguro será claro, debe defenderse ante tanta falta a la verdad. 

Pero no teman, el Valencia y el valencianismo han superado momentos críticos, quizás este sea el peor, pero en el próximo artículo nos haremos preguntas y destacaremos lo positivo. Este Valencia tiene solución.

Juan M. Doménech es el director de la 99.9 Valencia Radio

Comenta esta noticia