20 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Enganchón de Piqué: las redes se ceban con su broncazo violento con El Cholo

El jugador se mostró visiblemente molesto con las decisiones del árbitro al final del encuentro.

El jugador se mostró visiblemente molesto con las decisiones del árbitro al final del encuentro.

Ni olvido, ni perdón. La afición colchonera se tomó la revancha también en internet donde el ambiente andaba tan crispado como en el túnel de vestuarios. Allí tuvo lugar este incidente.

El enfrentamiento deportivo entre el Atlético de Madrid y el FC Barcelona trascendió el terreno de juego y terminó en una bronca monumental en el túnel de vestuarios nada más terminar el partido y justo después de que el técnico del Barça, Luis Enrique, hubiera dado las explicaciones pertinentes a la prensa. Según explicó Victor Gil, periodista de Lainformación.com, el defensa Gerard Piqué "se dirigió al Cholo Simeone, muy alterado, y comenzaron a recriminarse las polémicas arbitrales". 

Los presentes narraron que la fuerte discusión se produjo instantes antes de que el técnico colchonero se sentara a atender a los medios de comunicación por eso escucharon los gritos que el futbolista le espetó al entrenador por las decisiones que tomó el árbitro Rizzoli en los minutos finales de la eliminatoria. "Nosotros estábamos ahí dentro y escuchamos los gritos y mucho ruido", contó Gil en diferentes foros nada más terminar la rueda de prensa. 

En su opinión el rojiblanco estuvo "más tranquilo" que el catalán que llegó a las puertas de la sala replicando por "la mano de Gabi al final del partido". Piqué comenzó a vocear refiriéndose al codazo que Luis Suárez le propinó a Godín en la primera parte y le dejó corriendo por el campo con un ojo visiblemente herido. "¡Demuéstramelo, demuéstramelo!", fueron las palabras del jugador del FC Barcelona antes de que Simeone le dejara con la palabra en la boca para atender a los medios. 

 

Twitter se convirtió en un hervidero de críticas entre los seguidores de ambos clubs durante y después del partido. La afición del Manzanares pidió la expulsión de Luis Suárez por el fuerte golpe en el ojo a Godín en un remate de cabeza en el que soltó el brazo más allá de lo permitido. El uruguayo del Atlético acabó el partido con el párpado hinchado y amoratado y las fotos de la prueba irrefutable de la agresión del delantero no tardó en usarse para justificar la tarjeta roja. Mientras que los del Barça reclaman la mano de Gabi dentro del área que el colegiado no pitó en el minuto 90. 

 

Los usuarios pidieron en miles de tuits uno de los famosos Periscopes con los que Gerard Piqué se despacha a gusto pero este nunca llegó. Los jugadores de ambos equipos prefirieron pasar la noche con los dedos alejados de las pantallas. Eso sí, la afición les hizo trending topic gracias a sus bromas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP