19 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bankia se libra de más de 3.000 millones en activos tóxicos

La entidad llega a un acuerdo con el fondo Lone Star para traspasar activos inmobiliarios y créditos hipotecarios de dudoso cobro de su mayor cartera tóxica. Se ahorrará 200 millones.

A través de un acuerdo con dos filiales del fondo Lone Star XI, Bankia ha constituido una sociedad a la que traspasará esos activos inmobiliarios y créditos hipotecarios de dudoso cobro por valor de 3.070 millones de euros. La cartera tiene un valor bruto contable aproximado de 1.650 millones de euros, los créditos hipotecarios de dudoso cobro están valorados en 1.420 millones de euros. El banco no ha comunicado el precio de la venta, para el que se barajaban quitas considerables..

Los activos inmobiliarios se aportarán a dos sociedades, y una filial de Lone Star comprará el 80% de sus acciones, mientras que el 20% restante serán propiedad de Bankia. Por su parte, los créditos hipotecarios de dudoso cobro han sido vendidos a un vehículo controlado al 100% por Lone Star. Bankia estima que esta transacción le generará unos ahorros de costes superiores a los 200 millones de euros durante los tres años siguientes al cierre de la misma.

La operación tendrá un impacto negativo en la cuenta de resultados de Bankia para este año, ya que tendrá que realizar unas provisiones de aproximadamente 85 millones de euros. Además, con la venta Bankia concluirá 2018 con activos problemáticos vendidos por valor de más de 6.000 millones, casi duplicando el objetivo anual de alcanzar los 2.900 millones. Esto supone adelantar un año el calendario previsto en el Plan Estratégico 2018-2020.

El plan tiene la finalidad de totalizar una bajada de 8.800 millones en el periodo. Con ello, a la conclusión del ejercicio 2020 los activos improductivos se situarían en 8.400 millones de euros. De esta forma, la ratio de activos problemáticos quedará por debajo del 6% (frente al 12,5% en 2017) en bruto.

Más tiempo para privatizar

Mientras que la entidad que dirige Goirigolzarri se desprende de sus activos tóxicos, el Gobierno de Pedro Sánchez no descarta ampliar el plazo límite para privatizar la entidad. La fecha límite de la venta del 60,63% por parte del Fondo de Reestructuración de Ordenación Bancaria (FROB) está fijada en diciembre de 2019. 

Sin embargo, la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, ha reconocido que el Ejecutivo considerará la opción de extender el plazo con el fin de eliminar la presión sobre el precio de las acciones. Así, el Gobierno podría recuperar el máximo dinero posible del rescate de 22.000 millones de euros. Goirigolzarri piensa lo mismo: "no parece el momento más adecuado para la privatización de Bankia".

Comenta esta noticia