Otro despido improcedente de la reversión de Alzira

De los 11 despidos del primer día tras la reversión del Hospital de La Ribera, 3 de 3 ya han sido declarados improcedentes. En el último caso se considera “negligente” cada paso que dio Sanidad para ejecutar ese despido.

Según informa la asociación Sanitat Sols Una, el auto del juzgado de lo Social número 15 de Valencia asegura que la carta de despido “infringe la exigencia legal que glosa la jurisprudencia sobre la descripción de los hechos en que se basa la decisión”. Es decir, no justifica el despido. Además, la sentencia establece que para el cálculo de la indemnización la Conselleria no tuvo en cuenta la Vida Laboral del afectado sino su última nómina.

El auto también recuerda que la anterior gestora del hospital, Ribera Salud, se comprometió “a no acometer ningún procedimiento colectivo de externalización ni amortización de puestos de trabajo”, y la Conselleria de Sanidad asumió el convenio, por lo que “existe una obligación convencional de no amortizar puestos de trabajo, que impediría la ejecutada con el hoy demandante”. Es decir, que si la Conselleria asumió el convenio y, por tanto, que no amortizaría puestos de trabajo, no podía despedir. Y menos, sin dar razones.

El juzgado fija una nueva indemnización, que supera los 35.600 euros o, a opción del trabajador, la reincorporación. Si decide volver, la Generalitat deberá pagarle los salarios desde el 1 de abril, lo que supondría alrededor de 28.000 euros.

Comenta esta noticia
Update CMP