19 de septiembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿A qué se debe la tristeza de la Infanta Elena ahora que su padre está feliz?

Ahora que Don Juan Carlos está atravesando una de las mejores fases de los convulsos y complicados años resulta que su hija mayor está triste ¿qué le pasa a la Infanta? Tiene explicación.

El Rey Juan Carlos fue finalmente uno de los protagonistas de los actos conmemorativos del 40 aniversario de la Constitución. Desde la Casa Real se había planeado que 2018 fuera el año de la rehabilitación de su figura ya que su 80 cumpleaños coincidía con este aniversario de la Carta Magna.

Sin embargo los audios del comisario Villarejo con la princesa Corinna y las últimas polémicas en torno al monarca habían aparcado la intención de rehabilitar su figura.

Sin embargo, las fuertes críticas que recibió la Casa Real el año pasado después de excluir a Don Juan Carlos en el 40 aniversario de las primeras elecciones democráticas a pesar de ser uno de los principales artífices de la llegada de la democracia a España, parece que pesaron más en el ánimo y decidieron rectificar. 

Tras la gran ovación recibida el Rey Juan Carlos quedó muy satisfecho, algo que se podía comprobar también este martes cuando presidió la entrega de los Premios de Economía que llevan su nombre a la economista estadounidense de origen cubano, Carmen Reinhart. 

El Rey Emérito se mostró de lo más feliz y satisfecho recuperando las obligaciones de su agenda, y aunque tuvo que ayudarse de su ya mítico bastón se mostró bastante ágil y bien de salud. 

Y entre tanta felicidad de su padre, este miércoles Pilar Eyre sorprendía destacando la tristeza de la Infanta Elena en su blog de Lecturas porque, a su juicio, "le hubiera gustado ir al aniversario de la Constitución, en el que su padre fue homenajeado, aunque fuera desde el gallinero".

Pero "en el lote de Elena iba también su hermana Cristina, y, aunque en proceso de rehabilitación, no se consideró conveniente aún exhibirla en un acto tan importante", matiza Eyre.

Eso sí, "tendrá su compensación dentro de un par de semanas, cuando se reúna en la cena de Nochebuena con toda la familia. Excepto Iñaki, que no saldrá de prisión hasta las navidades del 2019, y eso si acredita arraigo familiar y una vivienda en Madrid en la que alojarse". "¿Zarzuela?", se pregunta la periodista con no poca ironía.

Comenta esta noticia
Update CMP