21 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Y la campaña de Pepu, ¿quién la paga?

El PSOE madrileño se corroe por el apoyo sin pudor de Sánchez al baloncestista, pero deja algunas preguntas inquietantes sobre los dineros que cuesta la fiesta. El Topo las conoce todas.

 

 

Cuenta a este Topo un ilustre socialista madrileño con trienios en la extinta FSM que anda la militancia muy mosqueada con el alarde de medios de ignoto origen del precandidato Pepu Hernández.

La cosa, según nos cuenta este asombrado fontanero, comenzó con el aparato del PSM involucrado en la creación de la campaña internetera del baloncestista, cosa evidente y que ni siquiera disimularon en la web del candidato. Peccata minuta, pensaron muchos.

Pero ese solo fue el aperitivo, la cosa se desató el domingo pasado con la presentación por todo lo alto de la pre-candidatura de Hernández en el Teatro de La Latina rodeado de personal de plantilla de Ferraz, del PSM e incluso del mismo palacio de la Moncloa, encabezados por Iván Redondo, otro no-militante del PSOE ( pero al parecer muy simpatizante de Hernández) que apareció por el teatro con mucho mando dando instrucciones por doquier. 

 

El acto se sirvió de la grafía habitual de Sánchez y de un teatro de elevado coste que nadie ha aclarado quién y cómo lo alquiló y pagó

 

Aquí fue ya cuando se dispararon las alarmas y las preguntas: 

-¿Cuánto vale ese alquiler

-¿Quién lo ha pagado

- ¿Puede enseñar Pepu Hernández la factura del teatro y el justificante de la transferencia?. 

Como ven, muchas preguntas sin respuesta.

 

Y la guinda de todo esto nos la pone este veterano socialista madrileño con algunos datos incontestables que ya corren de boca en boca por todo el PSM.  Como por ejemplo que el dueño del Teatro de la Latina, curiosamente,  es el mismo empresario teatral a quien el gobierno de  Iván Redondo (cuando trabajaba para el PP extremeño), adjudicó el contrato del Festival de Teatro Clásico de Mérida

Curiosa coincidencia que Redondo y el aludido empresario deberían aclarar, y el PSM fiscalizar en aras de unas primarias limpias, ¿no les parece?  Porque una cosa es que Sánchez sea muy de Pepu, y Pepu muy de Sánchez, y otra es que ponga a Moncloa, Ferraz y al PSM a trabajar por uno de los candidatos sin siquiera molestarse en disimularlo. 

Comenta esta noticia
Update CMP