21 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El misterioso hombre del sombrero es un periodista freelance "reclutador"

Era uno de los flecos que faltaban por cerrar tras los terribles atentados en el aeropuerto de Bruselas. Ya está identificado, pero la sorpresa no ha sido menor al descubrir su identidad.

 

 

La Fiscalía belga ha acusado formalmente de terrorismo a Fayçal Cheffou por su participación en los atentados de Bruselas del pasado martes que costaron la vida a 31 personas y causaron heridas a más de 300, según ha hecho saber en un comunicado. Cheffou, detenido el pasado jueves en la macrooperación desarollada en diferentes puntos de Bruselas, responderá ante un tribunal de los delitos de asesinato por terrorismo, intento de asesinato por terrorismo y participación en banda terrorista.

Según algunos medios, Fayçal es un periodista free-lance y sus fotos micrófono en mano ya están dando la vuelta por los mares de Internet. Se desvela así uno de los principales enigmas de los terribles atentados del martes: sospechoso de actuar como reclutador, él es el hombre del sombrero o el hombre de blanco del aeropuerto y ya está detenido. Cheffou ha sido identificado como el tercer terrorista del comando que atacó Zaventem y que huyó sin inmolarse, según Le Soir.

La Fiscalía belga también ha confirmado la identidad del individuo arrestado el viernes por la noche en la localidad francesa de Argenteuil, llamado Rama Kriket.

Como consecuencia de esta operación, el juez de instrucción ha dictado una orden de detención contra Rabah N. (llamado incorrectamente en la rueda de prensa de ayer como Salah A.), acusado de "líder de actividades de grupo terrorista".

Finalmente, el hombre herido ayer por las fuerzas de seguridad en una estación de Bruselas ha sido identificado como Abderamane A. y sigue bajo privación de libertad, que ha sido prolongada por las autoridades durante otras 24 horas.

Bélgica desvincula el incidente de la central nuclear de los atentados

Por otra parte, la Fiscalía ha negado que el asesinato el pasado jueves un guardia de seguridad que trabajaba en la central nuclear de Charleroi esté relacionado con los atentados cometidos dos días antes en Bruselas, según ha hecho saber a la cadena pública VTM. La Fiscalía ha precisado que el guardia no trabajaba exactamente para la central de Fleurus, sino para el Instituto Nacional de Radio Elementos, y desmintió que su tarjeta de acceso a las instalaciones había desaparecido, tal y como se informó originalmente.

El hombre fue asesinado en su domicilio de un disparo y hallado por sus hijos. También fue hallada muerta su mascota, un perro. "Los investigadores piensan que se trata de un robo o de crimen fuera de control en el ámbito privado", según las fuentes de la Fiscalía.

La primera noticia del asesinato fue dada a conocer por el diario Derniere Heure, citando fuentes policiales. El medio recordó que las autoridades del país incrementaron la seguridad en las centrales nucleares el pasado viernes, tras la detención en Bruselas del octavo terrorista de los atentados de noviembre en París, Salah Abdeslam, que llevaba huido desde la noche del 13-N.

Anteriormente, se informó de que los terroristas que perpetraron los atentados en Bruselas planeaban en primer lugar un ataque contra las centrales nucleares del país. No obstante, cambiaron de objetivo cuando Abdeslam fue arrestado.

Comenta esta noticia
Update CMP