11 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Iberdrola lanza una OPA sobre la australiana Infigen Energy por 510 millones

La compañía, que realizará unas inversiones récord de 10.000 millones este año, consolida su asalto al mercado renovable australiano, donde ya desarrolla un proyecto híbrido eólico-solar

Iberdrola acaba de lanzar una opa amistosa sobre la compañía australiana de renovables Infigen. La oferta supondrá un pago de 86 centavos de dólar australiano (0,522 euros) y va dirigida a todos los valores vinculados emitidos por Infigen, cotizados en la Bolsa de Valores australiana, lo que supone un pago de 510,2 millones por la totalidad del capital social.

La oferta llega para superar una propuesta previa liderada por el grupo filipino Ayala el pasado 2 de junio y supone una prima del 7,5% sobre la primera (por 0,59 centavos de dólar australiano) y del 69,8% sobre la media de cotización de la compañía durante los últimos tres meses. Para hacerlo Iberdrola ha estado asesorada por Nomura y de DLA Piper.

Infigen, propietaria de una de las mayores carteras de energía renovable de Australia, ha añadido a la ASX que respalda la propuesta de la multinacional española y ha pedido a los accionistas que la acepten. Así mismo ha aceptado ciertas cláusulas de exclusividad así como el pago a Iberdrola Australia de una compensación del 1% de la contraprestación de la Oferta en determinadas circunstancias, es decir, en el caso de que la oferta de la española fracasara o si hubiese una caída del valor de sus activos superior al 15%.

Entre otras, la oferta está condicionada a que Iberdrola Australia adquiera una participación de más del 50% de los valores vinculados de Infigen, a obtener la aprobación del Foreign Investment Review Board (“FIRB”) australiano y a la ausencia de un cambio material adverso.

El Consejo de Administración de Infigen ha recomendado por unanimidad la Oferta en ausencia de una propuesta superior y el propietario del 20% del capital, el hedge fund británico TCI ha alcanzado un acuerdo con la española para venderle su participación en un plazo de dos meses después de la aprobación de la oferta por parte del organismo supervisor, FIRB, lo que supone dar un paso más para hacerse con la empresa con la ayuda de Chris Horn.

Infigen es titular de instalaciones de generación eólica terrestre con una capacidad instalada de 670 MW, 268 MW de activos de generación convencional y almacenamiento de energía de respaldo, la producción de 246 MW de capacidad de generación renovable propiedad de terceros adquirida en firme mediante contratos de compraventa de energía y una cartera de proyectos eólicos y solares en distintas fases de desarrollo por una capacidad total superior a 1 GW.

Iberdrola prevé pagar esta operación con su propia tesorería con el objetivo último de expandir su presencia internacional en el ámbito de las energías renovables. En abril, aseguró a sus accionistas que durante este año invertiría 10.000 millones de euros.

Esta iniciativa de Iberdrola se suma a la toma del 100% del parque eólico marino francés Saint-Brieuc, a la adquisición de la sociedad gala Aalto Power y a la compra de dos proyectos eólicos en Escocia, todas operaciones acometidas en este primer semestre del año.

Líder del mercado en Australia del Sur

Si se cierra esta operación, Iberdrola asegura que se convertirá en el líder del mercado de la región de Australia del Sur por capacidad instalada, con casi 1.000 MW.

Esta compañía australiana, cuya plantilla ronda los 80 trabajadores, aportará al grupo, asimismo, otros 560 MW operativos a través de diversos activos en propiedad, leasing o capital lite, entre los que figura energía adquirida a través de cuatro PPAs (245 MW) o baterías de almacenamiento (75 MW).

La adquisición de Infigen Energy permitirá a Iberdrola consolidar su irrupción en un nuevo y relevante mercado, como es el australiano, que considera prioritario y donde este mismo año anunció su desembarco. La compañía ya desarrolla en la actualidad el proyecto híbrido renovable Port Augusta, ubicado en la región de Australia del Sur, que contará con 320 MW de capacidad: un parque eólico de 210 MW y una planta fotovoltaica de 110 MW.

Con una inversión aproximada de casi 310 millones de euros, las obras de este complejo comenzarán a finales de este mismo año y está previsto que pueda entrar en funcionamiento a lo largo de 2021. La compra de Infigen permitirá la venta de la energía producida en este complejo a clientes industriales australianos.

Comenta esta noticia