Los dos capitanes intrépidos, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

La política española parece coger rumbo tras un bloqueo de seis meses. Socialistas y populistas de izquierda se van a repartir de forma proporcional las carteras.

Podemos llegó a conseguir cinco millones de votos. Ahora que no pasa por su momento va a poder gobernar si finalmente fragua el preacuerdo entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias sellado horas después de las elecciones del domingo. El líder el partido populista de izquierdas será vicepresidente del Gobierno tras levantar el veto Sánchez, quizá por efecto del retroceso en la urnas. La política líquida en la que nos encontramos nos depara más cosas curiosas: El alcalde de Valencia es de Compromís, la última fuerza política que logró representación en la Comunitat el 10-N.

 

Comenta esta noticia
Update CMP