25 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ferraz amordaza a los rebeldes con un argumentario de las bondades del "relator"

La vicepresidenta, Carmen Calvo, ha frenado en seco a los barones y les obliga a asumir el polémico relator para Cataluña.

La vicepresidenta, Carmen Calvo, ha frenado en seco a los barones y les obliga a asumir el polémico relator para Cataluña.

La Moncloa y la dirección del PSOE intentan ahogar las voces críticas con el mediador en Cataluña que defiende Carmen Calvo. Con este documento impuesto a todos.

Tras la tormenta, la calma. Significativo ha sido este jueves el silencio de la mayoría de dirigentes socialistas en activo tras la rebelión que venticuatro horas había liderado Emiliano García-Page tras la oficialización desde La Moncloa de que habrá un mediador entre el Gobierno y los partidos catalanes.

Page, Javier Lambán, Soraya Rodríguez, Luis Tudanca, Alfonso Guerra... Una voz tras otra clamando -unos en mayor medida que otros- contra el nuevo conejo de la chistera de Sánchez. Unas críticas que la propia Carmen Calvo endosó a la "desinformación" de sus barones, atónitos en su mayoría.

Así que, venticuatro horas después, Ferraz llama a rebato con disciplina militar y un prietas las filas. La dirección del PSOE ha distribuido un argumentario entre sus cargos para que sepan defender la apuesta del Gobierno por la creación de una mesa de partidos en Cataluña coordinada por el polémico "relator" que les ayude a encontrar "puntos en común" que favorezcan una salida a la crisis que atraviesa Cataluña.

El documento, al que ha tenido acceso Europa Press, lleva fecha del 6 de febrero y sintetiza algunas de las razones esgrimidas por la vicepresidenta para justificar la necesidad y conveniencia de constituir un canal alternativo de diálogo entre partidos distintos al institucional para hablar de una solución política para Cataluña.

Bajo el título Ley y diálogo dentro de la Constitución, la dirección socialista sostiene que para que el diálogo sobre Cataluña conduzca a una solución política "es necesario decidir los espacios" para ese diálogo y "el método de trabajo".

Para el Gobierno, asegura el PSOE, el único documento válido que fija la hoja de ruta de este diálogo es la Declaración de Pedralbes suscrita el 20 de diciembre pasado entre Pedro Sánchez y el president Quim Torra, en la que se comprometieron a trabajar en favor de vehicular una solución política al conflicto en Cataluña que respete la seguridad jurídica y que concite el acuerdo entre una mayoría amplia de catalanes.

"La propuesta del gobierno y el PSOE ha sido siempre la misma: una doble vía de diálogo respetando el orden constitucional: primero, a nivel institucional, entre ambos gobiernos (nacional y catalán) y segundo, a nivel de partidos en Cataluña, para encontrar un consenso que trascienda la dinámica de bloques que durante una década ha caracterizado la política catalana", arguye Ferraz.

Ante la confusión creada por la figura del relator que ha aceptado el Gobierno, el documento aclara que esta persona sólo participará en la mesa de partidos, nunca en el diálogo institucional entre el Ejecutivo y la Generalitat que se canaliza a través de la Comisión Estado-Generalitat.

"Ni es un mediador ni es una figura internacional", afirma Ferraz, que explica que se tratará de una persona "neutral" y elegida "de común acuerdo" por los partidos que se sienten a esa mesa. El relator ayudará a los partidos coordinando los encuentros y asistiendo en su desarrollo.

El documento incluye sostiene que el relator aportará garantía de transparencia al proceso, pues permitirá que la ciudadanía sepa lo que se habla en esa mesa y lo que cada partido está dispuesto a hacer para solucionar el problema, "siempre dentro de la Constitución", apostilla el PSOE pese a que los partidos independendistas supeditan la constitución de esta mesa a que se centre en hablar del derecho de autodeterminación.

Comenta esta noticia
Update CMP