Las divisiones en Ciudadanos de Castellón llegan a Les Corts con una curiosa PNL

Un diputado del sector enfrentado con la dirección autonómica presenta una iniciativa que beneficiaría a un conocido empresario para el que trabajó

El diputado Eduardo del Pozo, hijo del coordinador local de Ciudadanos en Castellón, Félix del Pozo, ha presentado una proposición no de ley (PNL) en Les Corts. La iniciativa, a la que el parlamentario se ha encargado de dar toda la difusión posible, tiene, realmente, una relación bastante indirecta con la cámara valenciana y menos con la Generalitat. En concreto se trata de que Les Corts inste al Gobierno a que asume los costes no subvencionados de las desaladoras.

La petición consiste en reclamar al ejecutivo nacional que "asuma los costes de construcción, no subvencionados con fondos europeos, ocasionados por las desaladoras de Oropesa-Cabanes, Moncofa y Sangunt en su integridad, así como también, los gastos de mantenimiento de sus instalaciones, producción de agua desalada y futuras canalizaciones a otras localidades”. 

Esta medida, en particular, se debe, según ha explicado, a que esas depuradoras "han tenido menos rentabilidad de la esperada", y también porque "“estas desaladoras comenzaron a funcionar parcialmente para poder cobrar las subvenciones europeas". Para ello se basaron en acuerdos con los ayuntamientos en época de bonanza de la construcción, por lo que cuando esta cayó sus previsiones se derrumbaron.

Curiosamente en la provincia de Castellón este proyecto lo capitalizó, indirectamente y por medio de empresas vinculadas, Jesús Ger, el empresario que ha impulsado Marina d´Or. Y el diputado Del Pozo trabajó como abogado de este complejo vacacional. Ahora ha sido este parlamentario quien, por iniciativa propia, ha presentado una PNL que, de prosperar porque finalmente se produjera esa inversión estatal, beneficiaría de manera indirecta a la empresa para la que trabajó.

División interna

Y esta situación se produce en una pugna en la provincia de Castellón, precisamente por las acusaciones hacia algunos responsables locales de actuar bajo las directrices de la importante empresa de ocio. La tensión ha llegado este mes hasta el punto del órdago lanzado por referentes como el coordinador local en la capital de la Plana, Félix del Pozo, o la arremetida en redes de Vicente Tirado, pareja de la concejal castellonense Paula Archelos, contra la dirección del partido a principios de mayo, con avisos de abandono incluidos.

La dirección autonómica, con el respaldo de la nacional, ha decidido llevar a cambios importantes en la estructura de esta provincia, que acarrearán una pérdida de poder interino del sector que aglutina Del Pozo, padre del diputado autonómico Eduardo del Pozo. Le acusan, entre otras cuestiones, de plegarse a intereses empresariales y no primar los del partido.

Esa reestructuración podría fragmentar la representación castellonense en Les Corts, en la que destacan la portavoz adjunta, Merche Ventura, o el diputado Vicente Fernández, cercanos a la dirección autonómica del partido, frente al citado Del Pozo o a Cristina Gabarda.

Comenta esta noticia