28 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez Dragó pone a hervir Twitter con su verdad sobre el franquismo

Sáchez Dragó recurre al franquismo para hablar de libertad.

Sáchez Dragó recurre al franquismo para hablar de libertad.

Hacía tiempo que el presentador y escritor no llamaba la atención con sus peculiares declaraciones. Ni desnudos, ni drogas, ni escenas sexuales. Sólo su particular concepto de libertad.

El polémico escritor Fernando Sánchez Dragó conmociona Twitter una vez más. El pasado agosto su nombre llegó a la lista de los más comentados gracias sus supuestos escarceos sexuales en público. Esta vez su alegato a favor del franquismo, publicado este domingo en el periódico El Mundo, es el que le devuelve al candelero mediático.

Con un "aunque decirlo me cueste caro, lo digo: hace 40 años yo era más libre", Sánchez Dragó se  despachó a gusto en su columna dominical criticando el devenir de la democracia actual. "Los Padres Fundadores nos prometieron libertad. Salgo ahora a la calle, palpo su pulso, tiendo el oído y cobro conciencia de la descomunal estafa cuyo cebo mordí", se lamentó Sánchez Dragó antes de enumerar todas y cada una de las cosas que ya no puede hacer en este "distrito policial" en el que, según él, se ha convertido España. 

Sánchez Dragó recordó cómo despidió al Caudillo. Entre japoneses y bañando en vino el lamento de no poder estar en "mi país palpando el pulso de la calle y arrimando la oreja al sonido de la inminente eso creía libertad", firma el periodista.

"Yo, entonces, podía comprar dexedrina. Podía aparcar mi dos caballos sin el ticket del parquímetro. Podía ir en coche sin cinturón de seguridad y con mi hija de seis años en el asiento contiguo. Podía beber pésimo champán con mi novia en el Retiro", reclamó Sánchez Dragó en aras de lo que él entiende por una libertad que "no llega". 

Con su peculiar manera de explicar la dictadura franquista, Sánchez Dragó clamó contra la intromisión del Estado en lo privado. "Podría coger un avión sin verme sometido a inútiles sevicias. Podía deambular sin que cámaras ocultas (o no) me grabasen y sin cruzarme cada dos pasos con un coche de la policía. Podía vivir en un país donde sus autoridades no me consideraban un delicuente a punto de delinquir", recordó el escritor para quien quisiera unirse a eso de que cualquier tiempo pasado fue mejor. 

Los usuarios de la red social de los 140 caracteres se mostraron implacables con el irreverente presentador por su defensa de la etapa franquista. Los tuiteros rescataron su pasado como alumno del célebre colegio El Pilar o su paso por la cárcel, por ser opositor a la dictadura, para responder a las palabras de un Sánchez Dragó que nunca dejará de sorprender. Tras su desnudo integral o sus declaraciones sobre el consumo de drogas, vuelve a la carga con la recurrente dictadura de Franco, que parece darle siempre mucho juego.

 

Comenta esta noticia