Educación: un protocolo de prevención en las aulas con muchas fisuras

La vuelta a las aulas no ha sido todo lo segura que debería

La vuelta a las aulas no ha sido todo lo segura que debería

El primer mes del curso se está desarrollando sin enfermeros escolares ni coordinador de prevención en los centros, sin hacer PCR a los docentes ni la suficiente disminución de ratios

Iniciamos el curso 20/21 en un contexto marcado por la pandemia. Ya nada es como antes, todo está condicionado por el virus y, como no podía ser de otra forma, en el ámbito educativo nos tenemos que adaptar a los nuevos tiempos que vivimos.

Desde CSIF hemos exigido a Conselleria en numerosas ocasiones que no improvisase y que estableciese las medidas pertinentes de prevención en los centros educativos. En este sentido la Conselleria publicaba a finales de julio, con una posterior actualización el primero de septiembre,  un protocolo de protección y prevención para los centros educativos que imparten enseñanzas no universitarias. Se trata de un plan que tiene muchas fisuras, entre otras:

* Llega tarde, los centros llevaban semanas organizando el curso 20/21 en el momento que el citado plan salía a la luz. Una vez más, docentes y equipos directivos han tenido que organizar el centro en cuanto a espacios, materiales, personal… sin unas instrucciones claras por parte de Conselleria.

* No contempla personal sanitario en los centros. Una reivindicación histórica de CSIF, que ahora más que nunca se antoja esencial. La Conselleria pretende formar al personal docente en la detección del Covid en los centros educativos, tarea para la que no están preparados, ni está dentro de sus funciones.

* No hay protocolo para colectivos vulnerables. Básicamente se indica que aquellos trabajadores cuyas condiciones de salud sean más vulnerables, vayan al trabajo y cumplan las medidas de protección de manera rigurosa.

* No se realizan PCR al inicio del curso ni durante el mismo. Es fundamental que para evitar la propagación del virus se haga una detección del mismo a base de las pruebas pertinentes. CSIF ha pedido pruebas iniciales y un calendario de las mismas durante el curso escolar.

* No hay la suficiente disminución de ratios. La distancia social es una de las principales medidas de prevención, pero sólo se puede conseguir si se bajan las ratios y las aulas no están masificadas. Solamente en ciertos cursos se ha bajado la ratio a 20 alumnos, aunque lamentablemente en la mayoría se han mantenido igual.

* No contempla la figura del coordinador de riesgos laborales, ni delimita sus funciones y crédito horario. Sería una figura docente que debería potenciarse en las circunstancias actuales.

* No recoge a los docentes como profesionales de riesgo. Ésta es una petición expresa de CSIF que ha exigido al Ministerio de Educación y Formación Profesional, Ministerio de Sanidad y a las Comunidades Autónomas que se evalúen los puestos docentes y se considere al profesorado como personal de máximo riesgo de contagio.

Todas estas peticiones que CSIF ha realizado en diferentes mesas de negociación con la Administración educativa y en el comité de seguridad y salud del personal docente, no han sido tenidas en cuenta por la Conselleria. Consideramos que estamos en una situación de extrema dificultad para la toma de decisiones, pero la puesta en marcha de estas medidas mejoraría el funcionamiento y la seguridad de nuestros centros educativos y del profesorado y alumnado que conviven en ellos.

Por todo lo expuesto y aunque entendemos la situación como muy compleja, entendemos que el llamado plan de contingencia elaborado por la Conselleria para la protección y prevención frente al Covid19 en nuestros centros educativos es, cuanto menos, muy mejorable.

*Delegado de Educación en la Comunidad Valenciana del sindicato CSIF.

Comenta esta noticia