02 de abril de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El portavoz de Merkel acaba con Puigdemont en segundos: con Alemania no se juega

Steffen Seibert.

Steffen Seibert.

Más le vale al expresidente de la Generalitat no pedir asilo a la administración germana ni pretender crear un conflicto entre Madrid y Berlín. Su horizonte es más que negro.



Si pretendía Carles Puigdemont pedir asilo político en Alemania, mejor que no lo haga. Si tiene la esperanza de que su detención cree un conflicto diplomático entre España y el Gobierno de Angela Merkel, que se lo vaya quitando de la cabeza.

El Ejecutivo germano echó este lunes un jarro de agua fría sobre las pretensiones de Puigdemont  al afirmar con rotundidad que el arresto no interferirá en las relaciones bilaterales y defender que el caso debe resolverse "en base al derecho español".

Ello abre la puerta a una más que probable extradición, por más que el abogado de los exconsellers Toni Comín y Meritxell Serret, Gonzalo Boye, se mostrara este lunes convencido de que Alemania no extraditará a Puigdemont

El portavoz del Gobierno de Alemania, Steffen Seibert, respondió con un rotundo "no" a un periodista que le había preguntado si el arresto podría afectar a la tradicional buena relación entre Berlín y Madrid.

Seibert insistió una vez más en que el desafío catalán constituye un asunto de política interna que debe ser abordada en el marco de la Justicia española. "España es un Estado democrático. Este conflicto se debe solucionar en base al derecho español", aseveró, para a continuación recordar que el Gobierno alemán respalda la postura adoptada por el Ejecutivo de Mariano Rajoy.

Desde el Ministerio del Interior alemán han evitado comentar por qué otros países por los que atravesó Puigdemont desde su salida de Finlandia, como por ejemplo Dinamarca, no procedieron a su detención en cumplimiento de la orden de arresto dictada el viernes por la Justicia española.

Puigdemont fue interceptado en la mañana del domingo en un área de servicio junto a la autopista A7 tras ingresar desde Dinamarca a Alemania por la frontera norte en respuesta a una orden de captura europea activada por el Tribunal Supremo español dos días atrás. La Justicia alemana deberá ahora decidir si mantiene en prisión preventiva al político catalán.

El tribunal tiene hasta medianoche para celebrar la vista inicial para la extradición de Puigdemont.

Comenta esta noticia
Update CMP